“Es muy fácil de bailar, pero muy difícil al competir”

Frosio es el productor del Mundial del género, del que participarán quienes ganen la instancia local

28 Jul 2018
1

CORTE Y QUEBRADA. Habrá competencias de Tango Pista y Escenario.

Faldas con un gran tajo; zapatos lustrosos; pelos engominados y trajes a medida caracterizan al medio centenar de parejas que compite desde ayer en Tucumán por ganarse un lugar en el Mundial de Tango que tendrá lugar en un mes en la Capital Federal.

Los bailarines del NOA y del NEA se concentran en el Festival Internacional que seguirá hoy y mañana en el Hotel del Sol de San Javier. Pero hay más que competencia: clases, seminarios (hoy estarán José García y Roxi Martínez, y Jorge Garlatti con la uruguaya Adriana Enebú), exhibiciones y orquestas en vivo (Los Herederos del Compás cerrarán la noche) con pista libre para todos los que quieran bailar, es la convocatoria completa de este encuentro de los amantes del tango y la milonga.

La provincia integra desde hace dos años la Ruta Internacional de Tango, el colectivo que integran los festivales del género más importantes del mundo, y así se ganó la plaza de selectivo (antes llamada subsede) por primera vez. “Año a año va creciendo como hecho cultural, porque el tango une a las ciudades en su conexión y en su abrazo La gente se tiene que animar, más allá del resultado, porque es la forma de poder expresar el arte que ama”, le explica a LA GACETA Martín Frosio, productor del Mundial desde su primera edición, hace 16 años.

Y da un ejemplo: “hace un tiempo se inscribió una pareja de una comunidad aborigen que quería participar y que tenían el aval del cacique. Fueron a mostrar lo que hacían, con el amor de ir tres veces a la semana a lomo de burro al pueblo más cercano para bailar, y fue muy emocionante verlos”.

Frosio reconoce que ganar el Mundial le cambia la vida a los vencedores, pero destaca que “la comunión que se logra es tan importante como el trofeo”; al tiempo que resalta el trasvase generacional del tango, cada vez más incorporado en las nuevas generaciones y con otros estilos, como el aporte de la electrónica. “Tuvimos un campeón de 18 años, y desde hace cuatro años tenemos parejas del mismo sexo, que antes no existía; es una incorporación social, más allá de que una de las personas del dúo deba conducir a la otra. Y me gusta mucho la fusión del tango con otros géneros”, dice.

“Ví pasar a todos los campeones y a todos los competidores en este tiempo. Desde hace 14 años viajo por todo el país y el exterior para difundir esta propuesta artística. En el tango es muy fácil bailar, pero muy difícil competir. Lo más importante es el bailarín, quienes se animan a subir a un escenario para ser evaluados con la conciencia de que va a haber un ganador. No soy jurado, pero ya tengo el ojo entrenado y desde la primera ronda ya sé quién baila bien y quién baila mal, pero yo no bailo”, confiesa.

Los que se impongan en la instancia preliminar tucumana pasarán directamente a las semifinales del certamen mayor a partir del 13 de agosto en la porteña Usina del Arte (La Boca), salteando así una etapa. Además habrá seleccionados que serán premiados con la invitación a participar en el encuentro de tango que se realiza en Valparaíso, Chile, a fin de este año.

Las parejas anotadas son de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Salta, La Rioja y Tucumán, en las categorías Pista y Escenario.

COMPETENCIA Y SHOW

• La actividad comienza hoy a las 10 en el Hotel del Sol de San Javier.

Comentarios