"El tema del aborto a mí me atraviesa", dijo Claudia Piñeiro

La escritora, que se vio envuelta en varias polémicas durante los últimos meses, llega a Tucumán.

25 Jul 2018 Por Nora Jabif
1

CLAUDIA PIÑEIRO. Visitará Tucumán para participar del Festival Internacional de Literatura de Tucumán. LA VOZ.-

“Mi obra tiene una mirada sobre el aquí y ahora, sobre las cosas que suceden”, afirma Claudia Piñeiro para explicar tanto la temática de sus novelas, que siempre tienen alto impacto, como su participación en el debate por la legalización del aborto, que la ha puesto en el centro de la escena pública. Autora de novelas exitosas como “Las viudas de los jueves”, “Betibú” “Las grietas de Jara”, “Las maldiciones”, entre otros títulos, Piñeiro también se ha puesto el sayo en esto de ayudar a hacer visible la producción editorial que se cuece por fuera de los grandes grupos, y de Buenos Aires. De ese compromiso da cuenta su presencia en el Festival Internacional de Literatura de Tucumán (FILT), que se realizará desde mañana, y hasta el domingo, en el MUNT.

- Ya habías comenzado el año asumiendo un lugar público, con un intenso discurso sobre el “oficio del escritor” en la Feria del Libro…

- Mi obra tiene una mirada sobre el aquí y ahora. El silencio también dice algo. Entonces, cuando pasan estas cosas, te dicen, “para qué te metés”. Pero, insisto, el silencio también tiene un costo.

- Venís al espacio del FILT, que organizan en Tucumán jóvenes autores independientes...

- Voy un poco por eso, porque me parece interesante un espacio impulsado por autores independientes. Yo trato de mezclar: en septiembre voy a un festival en Portugal, voy a ferias gigantes, y voy a los festivales independientes. Y no sólo lo hago por apoyarlos, sino que, además, yo aprendo en esos festivales.

- ¿Qué aprendés?  

- Son otras miradas. El público no es el mismo. Eso me interesa mucho. A partir de mi participación activa en el debate por la despenalización del aborto he tenido mucho contacto con todas las provincias. Y me parece que se está visibilizando una perspectiva federal, en red, con escritores de otros lugares, no sólo de Buenos Aires, con autoras y autores de Chaco, de Corrientes, de Córdoba, de Santa Fe. Gente con la que antes no había estado en contacto, y con la que hay muchos puntos en común. Desde Buenos Aires nos olvidamos de mirar a esos lugares. Y es un problema nuestro.

- Internet, las redes, han permitido visibilizar esa producción.

- Creo que ha permitido una visibilización de un trabajo en común que no era posible cuando la circulación de la literatura tenía que ver solamente con que te validen las grandes editoriales, que están en el centro del poder. Muchos escritores que vivían en provincias se han tenido que ir a vivir a Buenos Aires para tener más posibilidades. Y eso es injusto. Por darte un ejemplo, Eugenia Almeyda es una escritora cordobesa que en Francia tuvo un éxito tremendo, O María Teresa Andruetto, que es cordobesa, y que ha ganado numerosos premios. Y por ahí te preguntan: ah, ¿quién es? ¡Es increíble!

- ¿Cómo se rompe ese círculo vicioso?

- Me parece que así, con los festivales, con las redes. Algunos de nosotros somos propiciadores de recomendar buena literatura, y hay movidas que se hacen en Buenos Aires, que también son piolas, para que los autores de las provincias no se tengan que mover de sus lugares para que su obra se visibilice.

-¿Como te paraste frente a las reacciones ante tu posición favorable a la despenalización del aborto?

- Es esto de la coherencia entre la obra y la posición, entre comillas, de escritor que interviene en la sociedad. Tiene que ver con la intervención de un artista que, por su trabajo, puede ayudar a comprender determinadas cosas porque trabaja en eso. En ese sentido, me preguntan “¿por qué ahora participás?” Y el tema del aborto es un tema que a mí me atraviesa, como me atraviesan el tema de la muerte, el de la hipocresía, el del silencio, que son recurrentes en la literatura. Y cuando esos temas aparecen en la calle, te convocan. En mi novela “Tuya” hay una adolescente que se plantea si hacerse o no un aborto, y finalmente no se lo hace. “Elena sabe” es una novela sobre el aborto. “Una suerte pequeña” es una novela sobre la maternidad y, básicamente, el no deseo de ser madre.

- En estos días tenías que presentar la nueva novela de Padura, “La transparencia del tiempo”, y hay imágenes de asentamientos, de personajes marginales que nos suenan conocidos, salvando las distancias. Y si leemos a Markaris, sus descripciones de la Grecia en crisis... Parece que la literatura está hablando de un mundo que es uno.

- Los procesos históricos son globales. También hay un eje que yo marqué en “Las maldiciones”, que es mi última novela, que tiene que ver con la forma de hacer política desde el marketing, desde la publicidad, que se ha dado en un montón de países. Me parece que son procesos históricos que aquellos que somos más grandes sabemos que son momentos; y que después vendrán otros.

- ¿Cuanto es el poder de transformación de la literatura? ¿Hay un sentido de utilidad?

- La literatura no tendría que arrogarse la función de transformar a nadie. Lo que la literatura hace es mostrar otros mundos, otros puntos de vista, lugares y personajes que son muy diferentes a vos. Se amplía tu horizonte, tu mundo. Pero la literatura tiene que ver con que te cuenten una historia, con manejar el lenguaje, con disfrutar la poesía de las palabras, y todo lo demás es secundario.

¿Cuáles son las cuestiones que te están inspirando hoy? ¿Cuál va a ser tu próximo libro?, son dos de las preguntas que le hizo LA GACETA a Claudia Piñeiro. A continuación, su respuesta:
“Tengo en la cabeza una novela que por razones personales no pude encarar hasta ahora con tranquilidad. Pero lo que pude hacer en estos meses fue armar un libro de cuentos. Lo que hice fue tomar relatos con un eje en común, que tiene que ver con poder ponerse en los zapatos del otro. Se trata de ponerte en lugar de esa persona que vos te preguntás por qué habrá actuado de determinada manera en una circunstancia determinada. Se llama ‘Quién no’ justamente por eso: porque quién sabe si harías o no lo mismo si estuvieras en ese mismo lugar”.
agenda
cuatro días a            pura literatura 
Desde mañana al domingo, el MUNT (San Martín 1545) será sede del Festival Internacional de Literatura de Tucumán (FILT), En el espacio que desde 2015 impulsa un grupo de escritores tucumanos, autores de distintas provincias reflexionarán sobre el estado de la literatura. En la jornada inaugural, el cierre estará a cargo de la poeta Diana Bellessi. El viernes, a las 19, Claudia Piñeiro hablará del “Oficio del escritor”, y el sábado dialogará con Carmen Perilli. 
> Cuentos para ponerse en el lugar de otro

¿Cuáles son las cuestiones que te están inspirando hoy? ¿Cuál va a ser tu próximo libro?, son dos de las preguntas que le hizo LA GACETA a Claudia Piñeiro. A continuación, su respuesta:
“Tengo en la cabeza una novela que por razones personales no pude encarar hasta ahora con tranquilidad. Pero lo que pude hacer en estos meses fue armar un libro de cuentos. Lo que hice fue tomar relatos con un eje en común, que tiene que ver con poder ponerse en los zapatos del otro. Se trata de ponerte en lugar de esa persona que vos te preguntás por qué habrá actuado de determinada manera en una circunstancia determinada. Se llama ‘Quién no’ justamente por eso: porque quién sabe si harías o no lo mismo si estuvieras en ese mismo lugar”.

> Agenda
Cuatro días a pura literatura
 
Desde mañana al domingo, el MUNT (San Martín 1545) será sede del Festival Internacional de Literatura de Tucumán (FILT), En el espacio que desde 2015 impulsa un grupo de escritores tucumanos, autores de distintas provincias reflexionarán sobre el estado de la literatura. En la jornada inaugural, el cierre estará a cargo de la poeta Diana Bellessi. El viernes, a las 19, Claudia Piñeiro hablará del “Oficio del escritor”, y el sábado dialogará con Carmen Perilli. 
Comentarios