Crece la escasez de naftas en el interior y pronostican nuevas subas

En Tucumán, en algunas estaciones se observó faltante de nafta super, aunque aún no es una contingencia generalizada.

23 Jul 2018
1

SIN COMBUSTIBLE. El faltante de nafta (sobre todo la super, que es la más vendida) ha comenzado a crecer en algunas provincias, como Chaco. LA GACETA / FOTO DE JUAN PABLO SÁNCHEZ NOLI

El precio de los combustibles se ha convertido en el nuevo fantasma de la economía argentina. De hecho, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) consideró en su informe de Política Monetaria que la nafta todavía está 20% abajo del precio que debería valer después de la suba del dólar, por lo que el Gobierno estima que se producirán nuevos aumentos en los próximos meses.

El reporte de la entidad monetaria advirtió, al analizar los fundamentos por los cuales podría bajar la inflación en los próximos meses que “podrían observarse aumentos vinculados a los combustibles para vehículos, debido a que su precio de venta al público se ubica aproximadamente 20% por debajo de la paridad de importación con datos al 16 de julio”.

YPF volvió a subir el precio de sus naftas: la súper roza los $ 32 en Tucumán

En lo que va del año las naftas ya aumentaron un 18% en el área metropolitana, aunque en algunas provincias el porcentaje de aumento fue mucho mayor.

Advierten que podría faltar combustible en Tucumán

El precio hipotético al que deberían ajustarse los combustibles de acuerdo al cálculo del BCRA sería de $ 33,7 por litro de súper, $ 40,38 para la nafta premium, $ 29,32 para el gasoil y el gasoil premium a $ 35,29 para el tarifario de YPF. El reporte consideró, respecto a la inflación de los próximos meses, que “por otro lado, y con una incidencia menor en el Índice de Precios, se está analizando la eliminación de precios mínimos para la venta de pasajes por turismo”.

Mantener el auto cuesta cada vez más

La disparada del dólar aceleró el ritmo de la inflación. Y este movimiento, también está empezando a repercutir en los costos vinculados al uso y al mantenimiento de un vehículo. Si a esto se le suman las recientes subas en combustibles y peajes, entonces los gastos asociados al auto pueden superar los $12.000 en el caso de los modelos más económicos y ubicarse cómodamente por encima de los $15.000 mensuales si se trata de autos medianos. La cifra cobra relevancia si se tiene en cuenta que ya equivale a más del 50% del salario promedio que se percibe en el sector privado, del orden de los $ 25.000, en términos netos.

Crece la escasez de naftas en el interior

La crisis por el faltante de combustibles se profundiza cada vez más en el interior del país. Una de las localidades más críticas es Sáenz Peña, la segunda ciudad más poblada de Chaco, donde la céntrica estación de servicio de la petrolera Shell, ubicada en Moreno y 9 de Julio, no cuenta con ningún tipo de naftas ni gasoil en sus surtidores desde hace tres días, según reveló un informe de iProfesional. En Tucumán, en algunas estaciones se observó en los últimos días, faltante de nafta super (el más demandado en la plaza), aunque aún no es una contingencia generalizada. Tampoco se ha detectado inconvenientes con la provisión de los otros tipos de combustibles, incluidos los diesel.

Las ventas se sostienen a pesar de la crisis

Dentro del escenario complicado que exponen los estacioneros, entre las compañías del sector hay una en especial que aparece como la gran ganadora en términos de comercialización de combustibles e, incluso, imagen entre los mismos expendedores: YPF. Ocurre que su red sólo vende con precios de referencia y, por efecto de las restricciones que sostienen sus competidoras, la demanda desatendida por el desabastecimiento que sufren las estaciones de servicio de otras marcas comenzó a canalizarse hacia los puntos de venta de la estatal. A partir de junio, las estaciones de YPF comenzaron a evidenciar un incremento sostenido en los volúmenes de venta.
comentarios