Lo que “pide” el cuerpo: ¿memoria genética?

Hay teorías que intentan explicar el porqué de los desarreglos en la alimentación que sufrimos, sobre todo, en los días fríos.

19 Jul 2018
1

Según la licenciada Micaela Cusato, del Departamento de Alimentación y Dietética del Hospital de Clínicas de Buenos aires, hay teorías que intentan explicar el porqué de los desarreglos en la alimentación que cometemos con frecuencia cuando hace frío.

“Se cree que el deseo hacia alimentos calóricos se debe a un comportamiento propio de la memoria genética, de épocas antiguas, cuando era necesario mantener el calor del cuerpo a través de la comida. Otra teoría que sostiene que las pocas horas de luz y los días más cortos inciden en el estado de ánimo de las personas”, explicó.

Guiso de lentejas

Cocinar en caldo de verduras (luego de una noche en remojo) las lentejas. Preparar el sofrito con cebolla, ajo, pimiento, zapallo y zanahoria. Usar carne magra molida, pimentón ahumado y unas gotas de humo líquido.

Crema de brócoli

Procesar 200 g de queso Finlandia Light, 3 tazas de caldo de pollo desgrasado, una de leche y 3 de brócoli cocido, con 1 cucharada de aceite de oliva y sal y pimienta, a gusto. Decorar con perejil picado.

Comentarios