Macri ratificó el rumbo pero no brindó definiciones

El presidente promete bajar 10 puntos la inflación para 2019.

19 Jul 2018
1

ÉNFASIS. “Es una prioridad bajar la inflación porque castiga al trabajador, a las PyME y a la industria”, señaló Macri en la conferencia de prensa. reuters

La expectativa era enorme. Sobre todo después de que el martes se diera a conocer que la inflación de junio alcanzó el 3,7% y el acumulado semestral trepó al 16%. Sin embargo, el presidente Mauricio Macri brindó ayer una conferencia de prensa en la que evitó dar un discurso y prefirió sólo contestar las preguntas de los periodistas.

En ese marco, el mandatario ratificó la política económica de su administración y compartió una visión optimista sobre el futuro del país.

“La inflación del año que viene va a bajar 10 puntos y para 2020 estará cerca de un dígito. Espero poner solución a algo que arrastramos desde hace 70 años”, prometió.

Aún así y pese al mensaje optimista, las primeras sensaciones que dejó la conferencia de prensa fueron que el Presidente estuvo poco concreto en los temas económicos y se mostró elusivo sobre las denuncias políticas.

Cómo impactó la inflación en los precios de Tucumán

Unas horas antes de que hablara Macri, se había improvisado otra reunión con periodistas por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal. Y la sensación que quedó en el ambiente político es que el anuncio de mayor asistencia social era una excusa para hablar del tema que verdaderamente quería abordar la gobernadora: las denuncias sobre aportes “truchos” en la campaña electoral. De esa forma, “blindaba” al Presidente para que le resultara más fácil responder sobre ese tema. Aun así, Macri debió responder dos preguntas sobre el punto y lució algo incómodo, limitándose a señalar que la gobernadora Vidal “ha iniciado una auditoría”. “Tengamos paciencia y tiempo. Creo que tenemos que ir hacia un sistema que garantice la mayor transparencia posible”, agregó, sobre la bancarización de la financiación privada a las campañas.

Respecto de los temas económicos, el principal objetivo de Macri fue diferenciar este momento de inestabilidad de otras crisis históricas. “Muchos argentinos viven una situación de angustia. Sienten, frente a esta tormenta que estamos atravesando, que puede terminar en una crisis como las del pasado, pero yo quiero decir que no es así”, dijo. Y agregó: “sigo creyendo absolutamente en el futuro que tenemos por delante y que estamos haciendo el esfuerzo correcto”, subrayó.

Austeridad y ajuste

De todas formas, el mandatario evitó adentrarse en detalles específicos -de hecho, ante una pregunta sobre tarifas, dijo que era una cuestión que debía responder el ministro Nicolás Dujovne- y sólo se limitó a dar un mensaje de esperanza sobre el buen resultado de las actuales políticas. “Queda claro que por más que no haya sido tan fácil como pensábamos domar la inflación, por la historia, por la inflación incubada por el cepo, por las tarifas y por esta tormenta que devaluó la moneda, es una prioridad bajarla porque castiga al trabajador, a las PyME, a la industria”, dijo.

En junio, Tucumán se ubicó por debajo de la inflación promedio nacional, que fue del 3,7%

Los puntos más concretos a los que se refirió el Presidente fueron la ratificación de la política de austeridad fiscal y la negativa a echar mano de las retenciones a la exportación sojera como forma de financiar la caja estatal.

En ese contexto, ratificó, sin dar números, la política de readecuación tarifaria, a la que asoció con la recuperación de la infraestructura y la concreción de inversiones en el área energética.

Pero, en líneas generales, la conferencia del Presidente no aportó mucho más que las habituales declaraciones de los funcionarios del Gobierno, en el sentido de que la crisis es pasajera y el año próximo se retomará el crecimiento, según apuntó iProfesional.com.

Inflación sin techo: los alimentos registraron alzas de hasta casi el 55% en junio

En sus respuestas, tampoco hubo menciones que apuntaran a disipar los temores que se reflejan a diario en el mercado sobre la capacidad argentina de cumplir las metas acordadas con el FMI. Apenas las consabidas frases sobre el compromiso para combatir la inflación, pero sin descripción de medidas concretas. No hubo un componente de autocrítica respecto de cómo se llegó a la crisis cambiaria e inflacionaria.

Puntos principales

• “Tenemos que exportar porque necesitamos generar trabajo. No creo que la retención sea un impuesto inteligente”.

• “Hay un gigantesco futuro de la economía regional ligada a la exportación. El gobierno anterior le cobraba impuestos a todos los que exportaban”.

• “Estamos abocados a ponerle límites a la inflación porque nos impide recibir más inversiones”.

• “No ha sido tan fácil como pensábamos al principio domar la inflación; sigue siendo una absoluta prioridad porque es lo que castiga a la inversión”.

• “Siempre presentamos los papeles de los gastos de campaña y seguiremos aportando los datos necesarios a la Justicia”.

• “Tenemos que dejar de tener un Estado que gasta más de lo que tiene. En esa tarea estamos”.

• “Los argentinos apostamos más que nunca a esta alianza con Brasil. Estamos poniendo mucha energía en las negociaciones con la UE y creemos en la integración del Mercosur con el mundo”.

• “Hemos cuidado el salario de los trabajadores. Las paritarias siguen siendo libres y cada sector va a ir acomodando sus salarios”.

• “Parte del ordenamiento es volver a tener que pagar lo que valen los servicios”.

Comentarios