Charny defiende la vida desde su voz

La cantante santafesina estará en Tucumán mañana para presentar esta producción, en Charco Espacio Experimental.

18 Jul 2018
1

COMPROMISO. Betiana Charny propone un folclore con contenido.

ÚNICO SHOW

• Mañana a las 22.30 en Charco (avenida Sarmiento 941).

“Tucumán es una usina de cultura y de folclore nuevo. Un repertorio tiene que prestarle atención a esta provincia, poner la mirada acá porque pasan muchas cosas no suficientemente difundidas”, afirma Betiana Charny, con su voz prístina que le da cuerpo a las letras de Topo Encinar, Juan Falú y Mariano Barrionuevo, los tres compositores tucumanos que habitan su segundo disco, “La canción quiere”.

La cantante santafesina estará en Tucumán mañana para presentar esta producción, en Charco Espacio Experimental. “En este trabajo busco rendir un homenaje a las canciones que conocí recorriendo el país y cuando me encuentro con músicos de las provincias en algún lugar. Siento a este disco como una recopilación de temas indispensables de lo que está sucediendo actualmente en el panorama musical argentino y en la región. Debemos reinventar el cancionero sin perder la memoria ni la tradición, para hablar de lo que nos pasa hoy”, sostiene.

El vínculo de la artista con Falú viene de hace tiempo, y ella fue el motor en los tributos que le hicieron en todo el país al compositor y guitarrista. “Lo que canta me impulsa a investigar; por ejemplo ‘Rosario Pastrana’ me hizo venir a Amaicha del Valle, para entender lo que decía. Su obra me conecta con mi tierra y mi país, y además es un maestro muy generoso y humilde”, señala.

Charny dejó recientemente Buenos Aires para volver a vivir a Villa Constitución, donde nació. “Con los vecinos estamos resistiendo la instalación de una planta de producción de agroquímicos cerca de la ciudad, que será muy nociva para la salud. Si un artista canta la música de los pueblos, no puede no estar comprometido con sus problemáticas. Sería hipócrita, le robaría cosas a la gente para sólo satisfacer mi ego”, alerta.

“No hablo de militancia, sino de defender la vida y los derechos de la gente. Santa Fe tiene un maravilloso sistema de salud pública, pero te rocía con agrotóxicos todo el tiempo. Los hospitales son parches porque no muestran los informes de impacto ambiental ni las habilitaciones de emprendimientos que antes que trabajo. Como ser humano, no puedo quedarme en mi casa mirando Netflix cuando enferman de cáncer a amigos míos de 30 años”, sentenció.

Comentarios