Supercanal fue vendido e invertirán U$S 400 millones en su red de fibra óptica

La empresa de TV paga del Grupo América pasó a manos del fondo ICondor.

17 Jul 2018
1

FOTO TOMADA DE LANACION.COM.AR

BUENOS AIRES.- El fondo ICondor, del empresario de las telecomunicaciones Carlos Joost Newbery, compró Supercanal, la empresa de TV paga del Grupo América, de los mendocinos Daniel Vila y José Luis Manzano, y de Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical Group. 

"La compra de la compañía y el despliegue de una nueva red de fibra óptica y servicios digitales, demandarán una inversión cercana a los U$S 400 millones. Esto representa un fuerte compromiso con el futuro del país,en un proyecto de innovación tecnológica quegenerará puestos de trabajo, contribuirá a cerrar la brecha digital y seguirá acercando la mejor propuesta de contenidos, para impactar positivamente en la calidad de vida de los usuarios de las 14 provincias en las que Supercanal brinda servicios", señaló la empresa de TV paga en un comunicado, destaca La Nación

Supercanal es una de las empresas operadoras de TV por cable en Tucumán. 

La empresa será controlada por un grupo inversor de "marcado perfil estratégico en proyectos de tecnología y telecomunicaciones", conformado por Joost Newbery, quien será presidente del directorio de Supercanal; Pablo Venturino y Mariano Gilles, de White-Bridge, quienes estructuraron la operación de compra y también integrarán el Directorio.

Además, CarVal Investors participó de la operación ofreciendo la financiación que permitió la adquisición de Supercanal. CarVal fue fundada en 1987 por Cargill, de la que es subsidiaria independiente desde 2006. Se trata de un fondo que actúan desde los '90 en América Latina, aunque su foco principal está orientado a las finanzas y el crédito en sus más amplias variantes.

Bandas de 4G

La negociación habría comenzado una vez que se destrabó el conflicto por las bandas de 4G que se había adjudicado el Grupo Vila-Manzano en diciembre de 2014 y que luego le fueron quitadas bajo la administración kirchnerista. 

En octubre pasado, la compañía arregló con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) desistir de la medida judicial interpuesta por esta situación y, a cambio, recibir los U$S 20 millones que el grupo había aportado como caución en el momento de la licitación, allá por 2014. 

Desde hace tiempo se venía especulando con que el grupo mendocino terminaría vendiendo su operación de TV por cable a quien ofreciera el mejor precio por una compañía que garantiza la llegada directa a 350.000 hogares en zonas donde, por ejemplo, no está Cablevisión necesariamente.

Comentarios