No sería el policía: un propio cómplice habría matado al ladrón en la zona del Mercofrut

1

CONTROLES. Los vecinos aseguran que la Policía sólo realiza controles de lunes a viernes en horarios diurnos. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

El sargento de la Policía Federal sí habría herido a otro menor que fue aprehendido en el hospital. No hubo testigos presenciales del hecho, pero sí se escucharon varios tiros. La muerte de un adolescente habría ocurrido al recibir un balazo de un cómplice, al cabo de un enfrentamiento en la zona del Mercofrut.

17 Jul 2018

Tuvieron que pasar varias horas para que se conocieran detalles de lo que había sucedido. El disparo que acabó con la vida de un adolescente de 17 años en un supuesto intento de robo a un Policía Federal habría salido del arma de un compañero y no del uniformado, según confiaron fuentes judiciales.

Alrededor de las 20 del domingo, el sargento Jorge Arturo Cardozo circulaba a bordo de una motocicleta Honda Biz por la ruta 38. A las 18 había terminado su trabajo, Pero cuando transitaba hacia el sur por una zona de locales mayoristas -a tres kilómetros del Mercofrut-, fue interceptado por seis desconocidos que se movilizaban en tres motos.

Mediante amenazas con armas de fuego, le intentaron sustraer la motocicleta al uniformado. Entonces, el policía les dio la voz de alto y los delincuentes le efectuaron varios disparos. Allí, el sargento les respondió con su arma reglamentaria.

Hasta el cierre de esta edición, los agentes de la División Homicidios, al mando de los comisarios Diego Bernachi y Jorge Dip, no encontraron testigos presenciales, pero sí confirmaron que en el lugar del hecho se habrían producido numerosos disparos. Uno de ellos hirió mortalmente a Leandro Julián Albornoz de 17 años y que residía en calle La Rioja al 1.800. También resultó herido otro adolescente, que fue aprehendido en el hospital Padilla, lugar al que llegó para hacerse atender por el balazo que le atravesó el abdomen. Se esperaba que le dieran el alta para alojarlo en el Instituto Roca.

Pablo, quien tiene un local de comida al paso en dse sector, dijo que “de lunes a viernes no hay problemas, porque en el lugar se realizan controles vehiculares, pero los fines de semana es más complicado. Los motochorros usan las cortadas que hay entre los cañaverales para sorprender a las víctimas y después les roban los vehículos y escapan” .

Luego de haber recibido los primeros informes de los peritos, el fiscal Washington Navarro Dávila estimó que Albornoz habría sido alcanzado por un proyectil que disparó uno de sus compañeros, ya que no sería del calibre del arma reglamentaria del uniformado. En tanto que el adolescente que sobrevivió sí habría sido alcanzado por un disparo del sargento.

Cardozo declaró ayer en la Justicia y dio su versión de los hechos. Permanecerá detenido hasta tanto se confirmen los informes periciales y por cuestiones de seguridad, ya que se teme que los allegados al menor fallecido quieran tomar represalias.

Comentarios