Las malezas seguirán generando problemas

También habrá nuevas herramientas de manejo.

14 Jul 2018

“Se esperan nuevos problemas, pero también nuevas herramientas de manejo”, dijo Sebastián Sabaté, de la Sección Manejo de Malezas. Dijo que, para ello, primero “podríamos esperar la aparición de nuevos biotipos resistentes, a través de un ejercicio matemático”. Esto se debería, principalmente, a la uniformidad del paisaje agroecológico actual, la capacidad de adaptación y rápida dispersión de las malezas, así como el uso excesivamente simplificado de las tecnologías de manejo.

Luego, Sabaté comentó cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan los productores de granos en Estados Unidos, en base a su reciente experiencia en dicho país. “La selección de poblaciones con resistencias múltiples, a 5 o 6 modos de acción diferentes, es un gran problema en el Cordón Maicero Americano”, indicó el profesional. “Otro aspecto que causa mucha preocupación, es la dificultad que están teniendo para adoptar las nuevas tecnologías de variedades tolerantes a herbicidas reguladores de crecimiento”, subrayó. Los datos que mostró indican que, “durante la campaña 2017 se registraron problemas de derivas y volatilización en casi un millón y medio de hectáreas en el país del Norte”. “Esto es muy preocupante y debemos prestar atención a lo que podría ocurrir aquí en el futuro” subrayó Sabaté.

Finalmente, el investigador destacó algunas de las nuevas tecnologías que podrán aportar soluciones al manejo de las problemáticas. Por ejemplo, las aplicaciones selectivas basadas en sistemas de inteligencia artificial, que pueden identificar las malezas en tiempo real. También hizo hincapié en un accesorio para cosechadoras integrales, que permite la destrucción de las semillas de malezas al momento de la cosecha de los cultivos. “Esta herramienta brinda la última oportunidad, al momento de la cosecha, de reducir la cantidad de semillas de especies resistentes que se incorporarán al banco de semillas del suelo cada año”, indicó, mostrando, además, cómo el uso conjunto de herbicidas y esta tecnología permitió disminuir las poblaciones de “raigrás resistentes” en Australia.

Comentarios