El consumidor paga 14 veces más de lo que recibe el productor: cuáles se encarecieron

La brecha entre los precios de origen y de destino continúa agrandándose, según un informe de la CAME.

16 Jul 2018
1

La brecha de precios entre el origen y el destino de los productos agropecuarios subió 1,3% en junio. Así lo reveló un informe difundido ayer por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que asegura que un consumidor paga en los locales hasta 14 veces más de lo que recibe el productor.

De acuerdo con el índice IPOD de la CAME, el consumidor pagó en góndola, en promedio, 5,28 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo por los productos.

Esta diferencia afectó al 64% de los productos, aunque los casos más llamativos fueron los de los limones y las naranjas. La brecha fue más chica para los casos como la frutilla (el consumidor gastó apenas 1,32 veces más de lo que percibió el dueño de la plantación).

El organismo resaltó que este es el cuarto mes consecutivo que esa diferencia en los valores sube radicalmente.

Estas cifran se forman en base a los precios suministrados por los referentes de más de 25 complejos de la producción primaria, precios diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 precios de verdulerías y mercados para cada producto. “En junio, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,6 veces, es decir, 1,3% superior a mayo. Fue el quinto mes consecutivo de aumento. El IPOD ganadero subió 2%, ubicándose en 3,99 veces y cortando una racha de dos meses consecutivos de caída”, detalló la CAME en su informe difundido ayer.

La entidad explicó que esta brecha fue importante en el caso de los limones y las naranjas porque “ bajó muy fuerte el precio al productor”.

Asimismo, destacaron que tres alimentos tuvieron un achicamiento en el IPOD: el huevo, la cebolla y el pollo, que ya en mayo habían tenido valores muy similares. “El aumento en la diferencia promedio de precios entre destino y góndola del mes se explica principalmente por el comportamiento del limón, la naranja, la mandarina y la berenjena. Pero mientras en las tres categorías de cítricos la brecha se amplió porque bajó muy fuerte el precio al productor, en la berenjena fue porque subió el precio de góndola”, señaló el informe. De los 25 productos analizados, en 11 se registraron bajas en los precios pagados al productor, en 12 se reconocieron aumentos y en 2 (carne de pollo y carne de novillo) se mantuvieron prácticamente sin cambios.

En junio de 2017, la brecha fue del 4,84%.

Los que crecieron y los que bajaron, según CAME

Limón: el que más se encareció

La brecha subió 4,1 veces (40,6%) pero, en este caso, hay que tener en cuenta que ya en mayo se había incrementado unas 5,2 veces. De esta manera, pasó de 4,87 en abril a 10,03 en mayo, y 14,11 veces en junio. La variación se explica por la caída en 34,6% en los precios al productor (ya habían caído más de 50% en mayo debido a la mayor oferta de fruta en el mercado doméstico), mientras que los precios en góndola sólo bajaron 8,1% (que se suma a la caída de apenas 5,4% en mayo).

Frutilla: la mejor performance

El IPOD de ese producto bajó 64,1% por el aumento de 200% en el precio de origen, mientras que en góndola el precio subió 15,9%, pero no alcanzó a compensar lo que se le aumentó al productor. La pronunciada variación en el precio de origen está dada por el comienzo de la cosecha del producto fresco, principalmente en las zonas de Santa Fe y Tucumán. Al ser un producto fresco, tiene mayor valor. Hay que tener en cuenta que hasta mayo se venía midiendo la frutilla a precio al productor.

Naranja: un segundo puesto estacional

La brecha en el caso de este cítrico, se incrementó unas 4,6 veces durante junio (72,2%) y ya había subido 2,2 veces en mayo. Durante junio, incidió el decrecimiento de 48,5% en los precios al productor que sólo fue compensado por una caída de 11,2% en los precios al consumidor. En cambio, durante mayo, los precios al productor ya habían bajado unos 37,1%. La brecha, des esta manera, pasó de 4,24 veces en abril a 6,41 veces en mayo y otras 11 veces más durante junio último.

Productor: la participación subió el 10,3%

A pesar de la leve ampliación de la brecha registrada durante junio, la participación del productor en el precio final del producto subió 10,3% durante ese mismo mes. Así, sobre el promedio de los productos analizados por la CAME, los productores explicaron el 24,6% del precio final, cuando en mayo esa participación fue de 22,3%. En productos como el limón, la participación del productor fue de apenas 7,1% en junio, en la naranja de 9,1%, en el ajo de 12,6% y en la pera 12,7%.

Suba estacional

Ccambios de temporada

Tanto en el caso de la naranja como del limón la baja en los precios al productor responde principalmente a cuestiones estacionales y a cambios de temporada, donde se modificó la variedad del producto. Se suma a esto el hecho de que la provincia de Entre Ríos venía de una mala situación climática, lo que resintió aún más la oferta de estos cítricos en todo el país. Al revertirse esta problemática y volver a ofrecerse el producto, aumentó la oferta y ajustó hacia abajo el precio de origen.

Brechas bajas

Sólo tres productos en la lista

De la lista confeccionada por CAME, solamente tres productos tuvieron brechas “bajas”: huevo (con una diferencia del 2,17%), la cebolla (con una variación del 2,67%) y el pollo (con una variación diferencial del 2,45%). Los tres productos ya habían registrado en mayo valores muy similares a los de junio. Por otra parte, cinco productos se mantuvieron con brechas ‘medias’, y sólo uno, la frutilla, tuvo brecha “muy baja” (entre 1 y 2), siendo atípica tan poca diferencia en estos productos.

Berenjena: una suba discreta

En el caso de la berenjena, brecha entre el precio de origen y la góndola, se incrementó el 40,9% durante junio: pasó de 4,05 veces en mayo a 5,7 en junio (es decir, 1,7 veces). Este comportamiento se explica, en gran parte, por el aumento de 29,7% en los precios al consumidor, a pesar que los precios al productor bajaron el 8%. En el precio de destino, las principales provincias donde se registraron aumentos fueron Mendoza, Córdoba y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el promedio de los hipermercados medidos.

En el trabajo: Índice para medir distorsiones

El IPOD es un indicador elaborado por el área de Economías Regionales de CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según el producto, la región, y el tipo de comercio y época del año. En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos de los diferentes actores del mercado.


Comentarios