Tensión y dudas por la reunión entre Putin y Trump

Expectativas por si posible diálogo de los mandatarios termina perjudicando los intereses de terceros.

15 Jul 2018
1

TODO LISTO. Miembros de las fuerzas de seguridad finalndeses realizan chequeos de seguridad antes de la cumbre. reuters

HELSINKI.- Tensión, algunas incógnitas y pocas certezas envuelven al encuentro entre los líderes de las dos potencias nucleares del mundo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin y su par de Estados Unidos, Donald Trump.

Tras las nuevas revelaciones sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EEUU en 2016 y la acusación contra 12 miembros de los servicios secretos rusos, la atención centra en si Trump habla con Putin del tema, y si lo hace, cómo lo hace. La cumbre tendrá lugar mañana en Helsinki, la pacífica capital de la neutral Finlandia.

El viernes, el Departamento de Justicia en Washington reveló que detrás del ciberataque a los miembros del Partido Demócrata durante la campaña presidencial estadounidense en 2016 no figuraba un hacker cualquiera, sino el servicio militar secreto ruso GRU.

Trump siempre rechazó estas acusaciones descalificándolas de noticias falsas. Desde Moscú niegan todo: el Ministerio del Exterior ruso sostiene que se busca oscurecer la atmósfera del encuentro.

Pero aún cuando no se hubiesen conocido los últimos avances de la investigación, el encuentro ya preocupaba por la particular personalidad de los dos líderes.

Trump, que durante su viaje a Europa esta semana ya ha sacudido y presionado a la OTAN y a la Unión Europea, se reúne con Putin, un mandatario que para la OTAN es un enemigo y para la UE una carga.

¿Es posible que las poderosas autoridades lleguen a acuerdos que perjudiquen a terceros? “No, no se va hablar de comercio”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, despejando temores.

Objetivos

Entre los logros que se buscan en Helsinki figura sobre todo poder establecer un canal de comunicación entre EEUU y Rusia, cuya relación atraviesa su peor momento en décadas.

Entre los riesgos del encuentro figuran las diferencias entre ambos participantes. El presidente estadounidense, siempre impredecible, es un principiante en política exterior, un hombre con una enorme y no del todo explicable predilección por Putin. Además, el empresario multimillonario cuenta con poco claras conexiones con Rusia, que también están siendo investigadas.

Por su parte, Putin es un hombre con experiencia que tiene un pasado en el servicio secreto y décadas al frente de Rusia, por lo que sabe cómo manejar a los demás. ¿A qué concesiones, deliberadas o no, podrá hacer llegar a Trump? (DPA)

Comentarios