El clásico español aporta sociedades

15 Jul 2018
1

PILARES. Varane, el socio de Umtiti. reuters

De Tomás Rudich, DPA.-

Encarnizados rivales en España y en Europa, Real Madrid y Barcelona también pueden celebrar juntos en Rusia. Si Croacia tiene a Luka Modric e Ivan Rakitic en el mediocampo, Francia cuenta con Samuel Umtiti y Raphael Varane como defensas centrales. Dos parejas que explican en buena medida el éxito de los finalistas.

Modric, de Real Madrid, y Rakitic, de Barcelona, conforman uno de los mejores mediocampos del mundo. El primero es el eje del equipo croata y uno de los candidatos al Balón de Oro. Pero Rakitic, es un complemento perfecto.

“El mejor jugador del torneo tiene que ser croata, definitivamente. Modric se lo merece más que nadie y La FIFA lo sabe. Pero a Luka le da igual, lo que queremos es ganar”, señaló Rakitic sobre su compañero.

En una reciente entrevista con el diario “El País”, Rakitic comparó a Modric con Messi. “Con Luka en Croacia pasa algo similar a lo que pasa con Leo en Barcelona. Es nuestro líder, nuestro capitán. Una persona con mucho carácter. Él lleva el ritmo de los partidos”.

La relación entre Rakitic (30 años) y Modric (32) no podría ser mejor. Marcados ambos por la guerra en Yugoslavia en su infancia, el jugador de Barcelona y el de Real Madrid se sienten como hermanos.

Así lo dejó en claro Rakitic tras el dramático triunfo por penales ante Rusia en cuartos de final, cuando subió una foto de ambos en las redes sociales con los puños apretados. “Hermano con hermano”, escribió el jugador de Barcelona. Modric, que alguna vez le pidió a Rakitic que fiche por Real Madrid, tampoco oculta la buena sintonía con su amigo.

Umtiti, de Barcelona, y Varane, del Real Madrid, no tienen ese nivel de amistad, pero juntos han conformado una de las mejores parejas de centrales del Mundial. Son los garantes de Francia, que luce cada vez más sólido defensivamente.

Su aporte, sin embargo, no se limita al aspecto defensivo. Varane abrió el camino del triunfo ante Uruguay y Umtiti anotó el gol que dio a Francia la victoria frente a Bélgica y el pasaje a la final. Los dos tantos llegaron a través del balón parado y el juego aéreo, un rubro que dominan en ambas áreas.

Varane (25 años) y Umtiti (24) reflejan también lo que es la Francia multicultural. El jugador de Barcelona nació en Camerún y el padre de su compañero de Real Madrid es oriundo de Martinica. Los dos son piezas consolidadas tanto en la selección como en sus equipos pese a su juventud, aunque prefieren el bajo perfil. Los focos no son lo suyo.

En Esta Nota

Rusia
Comentarios