La mano inflexible de Zlatko Dalic enderezó el rumbo de los croatas

10 Jul 2018

Pablo Sanguinetti e Ignacio Encabo | DPA - Especial para LG Mundialista

Didier Deschamps fue el hombre que levantó el título mundial para Francia en 1998. Gareth Southgate jugó 57 partidos con Inglaterra. Roberto Martínez entrenó siete temporadas en la Liga Premier. ¿Y Zlatko Dalic? El croata es el único de los cuatro técnicos que están en las semifinales que tiene un currículum discreto. Tanto de futbolista como entrenador.

Croacia se enfrenta mañana a Inglaterra, de Southgate. Dalic, de 51 años, fue un volante defensivo y nunca llegó a jugar con la selección se su país. Pasó toda su carrera en clubes de Croacia y la antigua Yugoslavia. Tras retirarse en 2000, cinco años después inició su trayectoria como DT en el Varteks Varazdin croata. Después pasó por Albania, Arabia Saudita y Emiratos Árabes antes de recibir el llamado de la federación croata para reemplazar a Ante Cacic, en octubre de 2017. Con él en el banco, Croacia logró el boleto a Rusia en el “playoff” ante Grecia.

El DT dejó entrever en la fase de grupos un rasgo que resume sus pocos meses al frente del equipo: la inflexibilidad. La probó en carne propia Nikola Kalinic. El delantero de Milan se negó a entrar los últimos minutos frente a Nigeria y Dalic lo mandó de regreso a Croacia. Su apuesta por un grupo sano y unido fue el modo que encontró de suplir la falta de tiempo para trabajar aspectos tácticos tras llegar al cargo en octubre, con Croacia a punto de quedar fuera del Mundial.

Pese a la falta de tiempo, Dalic ya puso al selccionado croata en las semifinales del Mundial.

El DT carece de cualquier miedo escénico y parece sentirse incluso a gusto cuando queda en el centro de atención. Si mañana derrota a Inglaterra, Dalic recibirá más flashes que nunca en su vida. De ser un desconocido en octubre a estar a las puertas de la final del Mundial.

Comentarios