Barbona acepta y sigue

David reconoció su bajo nivel en el semestre pasado e intentará subirlo.

09 Jul 2018
1

HACIA ADELANTE. Barbona trabaja duro en la pretemporada para ganarse un lugar en el equipo titular “decano”, que en realidad fue suyo hasta hace poco. LA GACETA / FOTO DE Antonio Ferroni

SALTA.- Es extraño. La tremenda remontada que realizó Atlético en la Copa Libertadores y que le permitió clasificarse a los octavos de final no coincidió con el buen nivel de algunos de sus jugadores más valiosos. Cualquiera diría que para recuperarse tras perder los primeros dos de seis partidos en un grupo necesitaría de ellos pero en este caso se dio de otra manera. Uno de los que no fue parte importante en ese último tramo de la temporada fue David Barbona. “Acá si no andás bien, no jugás. Como me pasó a mí el semestre anterior”, admitió sin reproche alguno el volante.

Barbona llegó a Atlético hace poco más de dos años y le costó adaptarse al principio. Pudo mostrar algo de su repertorio mientras estuvo Juan Manuel Azconzábal, pero con la llegada de Pablo Lavallén, pudo explotar.

Su nivel se mantuvo cuando asumió Ricardo Zielinski pero con el inicio de 2018, empezó a decaer. “En los últimos partidos no me tocó jugar. Bajé el rendimiento y el técnico decidió poner a otro”, analiza en frío y ya tranquilo Barbona.

Su lugar lo ocupó en varias ocasiones Gervasio Núñez y en otras Guillermo Acosta, dependiendo la banda. Jugadores que justamente levantaron su nivel junto con el del equipo en esos triunfos fundamentales ante The Strongest (2), Peñarol y el histórico empate ante Libertad, en Paraguay.

Y pese a que el formoseño no arregló su continuidad y podría ser número puesto para esa banda, David sabe que debe mejorar no importa si tenga o no competencia.

En Salta, durante la pretemporada, el volante intenta sentar las bases de su propia remontada. “Por eso estoy trabajando con mucha intensidad. Va a ser una pretemporada interesante... Queremos que todo salga de la mejor manera cuando empecemos”, reconoce el jugador. Si todo sale bien para Atlético y él está en el equipo, querrá decir que habrá levantado finalmente su nivel.

“Quiero prepararme bien. Me va a servir mucho tratar de mejorar día a día. En realidad a todos”, agrega.

Obviamente no es el único que bajó su nivel. El caso de Favio Álvarez es muy parecido y el cordobés procesará su experiencia y esta pretemporada a su manera para volver al reinicio de los torneos con todo.

Ese arranque tan mencionado por los integrantes del plantel de Atlético será contra Tristán Suárez, por la Copa Argentina, un torneo que Barbona ya jugó y donde fue importante para acceder a la final del año pasado.

Lo que jamás ha jugado Barbona es un clásico, algo que finalmente sucederá. Oficialmente en la Superliga y amistosamente incluso antes del arranque oficial, algo que lo tiene ilusionado. “Sí. Va a ser algo nuevo para mí... Mi primer clásico”, parece darse cuenta en plena entrevista con LG Deportiva, pero no. Es algo que ya ha pensado e incluso consultado con sus compañeros. “Más o menos los chicos me cuentan como se vive y me ilusiona. Vamos a tratar de disfrutarlos y obviamente ganarlos”, contó.

Y por si fuera poco, tendrá también la revancha en los octavos de final de la Libertadores. Desafíos que deberá afrontar con un mejor nivel, algo para lo que está trabajando. (Especial)

Comentarios