Feliz, pero con dudas

El ganador en pista fue excluido; “Maxi” quedó 2º y “Juanoso”, 7º.

09 Jul 2018

Quería que la despedida sea a lo grande y lo fue, pero fue tan buena que le puso un manto de incertidumbre a lo que ya era un hecho. “Este rendimiento del Renault Clio es lo que me pone en duda si cambio al Nissan March”, reconoció Maximiliano Bestani. “Maxi” se subió al podio de la sexta fecha del Turismo Nacional, Clase 2, en Posadas y la que iba a ser su última carrera con el auto de la marca francesa, pasó a ser, quizás, el inicio de la reinvención. “Se esperaba un buen rendimiento. El equipo había trabajado en la suspensión. Fueron muchas cosas para salir a correr con fe y se dio algo que lo teníamos merecido”, destacó Bestani, que finalizó segundo, tras la exclusión del ganador en pista, Tomás Bergallo. El triunfo quedó para Matías Menvielle.

Entre esas cosas que motivaron a Bestani a salir con entusiasmo en la final, estuvo que el auto tenía una reducción de peso por reglamento, algo que cambiará en la próxima fecha, pero esa dificultad tampoco lo convence para cambiar de máquina. “Si la situación hubiese sido otra, ni dudo en ir con el March. Lo que pasa es que el Clio está muy bien y la próxima carrera es clave para mí”, remarcó. ¿Y dónde es la próxima? En Las Termas, donde Bestani, como cualquier otro piloto tucumano, se siente local, en un trazado que conoce a fondo. “Siempre ando muy bien y es mejor ir con un auto que ya lo tengo recontra probado antes que encontrarme con uno que no conozco y peleando además el campeonato”, analizó “Maxi”. Así que el piloto y el GR Competición analizarán la situación para aprovechar al máximo el cuarto puesto en el que quedó ubicado Bestani en la tabla de posiciones, a 19,5 del líder, Nicolás Posco.

Con respecto a la final, Bestani tuvo las mismas sensaciones que los espectadores. “Disfruté muchísimo; venía muy divertido. Contaba con un gran auto y no tenía que hacer ni una de más. Me arriesgué y me salieron todas bien”, celebró.

El que terminó contrariado por el desarrollo de la final fue Juan Ortega, que largó cuarto y finalizó séptimo. “Tengo un poco de bronca porque fue un fin de semana en el que di todo de mi parte y no me equivoqué nunca, pero el auto perdió mucho rendimiento en la final y no podía correrle a nadie”, expresó el piloto del Peugeot 208. “No sé si será una cuestión de reglamento o algo particular con mi auto, pero terminé con una impotencia tremenda”, reconoció.

La exclusión

Bergallo había dominado todas las salidas a pista del fin de semana. El chaqueño sorprendió al ganar su serie del sábado por más de 10”. En la final también tuvo un cómodo triunfo en pista. Sin embargo, por violar el artículo 10.2 del reglamento técnico de la categoría “Falso Chasis o Monocasco” (brinda mayor estabilidad en las curvas) fue eliminado tras la verificación técnica.

Comentarios