El Océano Atlántico no es lo único que separa a Europa y Sudamérica

08 Jul 2018

IGNACIO ENCABO

DPA - ESPECIAL PARA LG MUNDIALISTA

Cuando arranque el Mundial de Qatar 2022, Europa llevará dos décadas reinando en la Copa del Mundo en una tendencia que evidencia la distancia que hay entre el rico fútbol del Viejo Continente respecto a Sudamérica.

El Océano Atlántico no es lo único que separa a los dos continentes que dominaron históricamente el fútbol. Todas las estrellas juegan en las ligas euroepas y la mayoría de sus federaciones son ejemplos de gestión, con cimientos robustos y proyectos a largo plazo. Las televisiones inyectan miles de millones cada temporada y los jugadores firman suculentos contratos.

El talento, obviamente, no se compra con el dinero. Y a eso se ha agarrado siempre Sudamérica, cuna de algunos de los futbolistas más talentosos que se han visto sobre el césped. Desde Alfredo di Stéfano hasta Neymar, pasando por Pelé, Zico, Diego Maradona, Ronaldo, Ronaldinho o Lionel Messi, a Sudamérica le alcanzó para desafiar al poder europeo.

Sin embargo, la estructura del fútbol en el continente sudamericano está a años luz de Europa. La Conmebol fue protagonista principal del escándalo de corrupción que salpicó a la FIFA. Mientras los bolsillos de los dirigentes se llenaban, Sudamérica se alejaba de Europa. Obviamente hay matices. Mientras en Uruguay es difícil hacer más con tan poco, Argentina es lo contrario. Cuesta imaginar conseguir tan poco con tanto talento. Messi lleva 12 años en la Selección y no ganó ningún título.

“Me parece que hay una realidad histórica, económica y de infraestructuras”, analizó el DT de Uruguay, Óscar Tabárez.. Diferente opinan los jugadores de Brasil. “No hay tanta diferencia. La mayoría de los jugadores sudamericanos juegan en Europa, en la élite. Esto es casualidad”, señaló Fagner.

Comentarios