El VAR va convenciendo a los escépticos y sumando adeptos

El sistema de revisión de jugadas por video llegó para quedarse.

07 Jul 2018
1

JUGADA HISTÓRICA. Neymar se deja caer y el árbitro cobra penal; segundos después, lo anula a instancias del VAR reuters

Cuando finalmente sucedió, muchos no se dieron cuenta de que acababan de presenciar un momento histórico para la Copa del Mundo. Brasil presionaba a Costa Rica y, con 12 minutos por jugarse y el marcador 0-0, Neymar cayó tras una supuesta infracción de Giancarlo González. El árbitro Bjorn Kuipers cobró penal. Sin embargo, mientras los brasileños celebraban, Kuipers se llevó la mano a una oreja, asintió con la cabeza y se fue a un costado de la cancha. Rápidamente regresó, señaló que había visto las repeticiones y revirtió su decisión. Una revisión del videoarbitraje (VAR) acababa de anular un penal cobrado en un Mundial por primera vez.

Contrariamente a los temores de que el VAR mataría los debates que a menudo dan vida al fútbol, el sistema ha funcionado y elevado los estándares del arbitraje. La voluntad de los árbitros de dejar que el fútbol fluya libremente ha sido un componente clave de la emoción que se ha vivido en Rusia, donde se han anotado tres o más goles en 26 de los 56 partidos jugados hasta ahora, mientras que solo cuatro jugadores han sido expulsados. Y el torneo solo ha tenido un partido sin goles: el aburrido empate entre Francia y Dinamarca.

Impacto positivo

La crítica a los árbitros y al VAR ha sido dura, pero el impacto general ha sido positivo en este Mundial. Se ha cobrado una cifra récord de penales, y las fuertes infracciones que en el pasado han dado la vuelta al mundo casi han brillado por su ausencia.

Si Atlético supera a Nacional de Medellín, el VAR se usará por primera vez en Tucumán

En general, el torneo ha sido testigo de más histrionismo que de malas intenciones por parte de los jugadores. Neymar ha estado en el centro de atención tras rodar sobre el césped supuestamente dolorido en el partido ante México por octavos de final, dando lugar a una serie de memes que han inundado internet.

Pero el brasileño está lejos de ser el único culpable cuando se trata de intentar influir en las decisiones arbitrales. Tal vez la mayor consecuencia involuntaria del VAR es que ha puesto un signo de interrogación sobre la autoridad de los jueces.

Las imágenes de entrenadores y jugadores pidiendo frenéticamente las revisiones del VAR abundan, mientras que los múltiples intentos de Colombia por influir al árbitro Mark Geiger en el duelo ante Inglaterra han sido, sin duda, uno de los puntos negativos en este Mundial.

En medio de todo el debate, el uruguayo Luis Suárez, quien se ha visto envuelto en el pasado en varias polémicas por su comportamiento en la cancha, ha mostrado una buena disposición para adaptarse a los cambios tecnológicos. “Tienes que estar mucho más consciente de lo que interesa al equipo”, dijo el delantero de Barcelona. “Ahora con el VAR se pueden sancionar cosas que antes habrían pasado inadvertidas”.

Comentarios