“Si la Argentina no se sienta a acordar, se suicida”

Berensztein sugirió a los distintos sectores a buscar salidas coordinadas y reconoció que hay fondos buitres mirando la situación del país

06 Jul 2018

En un auditorio colmado de representantes de áreas laborales de las provincias y de jóvenes dirigentes gremiales, el analista político Sergio Berensztein recordó las históricas luchas sindicales en la Argentina. Recordó a su bisabuelo que vino de Ucrania y que, en la Argentina, se convirtió en un sindicalista perseguido. Y hasta enmudeció al público que asistió a uno de los salones de conferencias del Hilton Garden Inn cuando reveló que, en su último viaje a Nueva York, constató que hay fondos buitres esperando que el país caiga nuevamente en una crisis profunda para comprar bienes a un tercio del valor actual.

Por esa razón, el politólogo insiste en que debe darse un gran acuerdo entre los distintos sectores de la vida social, política y económica para encarrilar el rumbo del país. “Si la Argentina no se sienta a acordar, se suicida”, remarcó. La historia argentina, recordó, muestra que ningún gobierno que acudió al auxilio del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha logrado resolver los problemas más importantes que acuciaban al país en cada momento. Reconoció, sin embargo, que la gestión del presidente Mauricio Macri “hizo un esfuerzo fiscal equivalente al 1,4% del PBI, algo que no habíamos visto antes”.

En su exposición, el analista indicó que el contexto global no ayudó al país. Indicó, en ese sentido, que la compleja crisis cambiaria que se extendió durante 11 semanas es muy larga y, por eso, causa mucha preocupación en la sociedad. Advirtió, además, que un cambio de reglas de juego no favorece a la Argentina, porque cuando pasan esas situaciones, se desalienta el crecimiento y la inversión.

Berensztein sugirió también avanzar en consensos. “No tenemos una cultura de la negociación y hoy estamos frente a la oportunidad de evitar estrellarnos de nuevo. Para eso, se requiere la generosidad de ceder (en todos los sectores)”, indicó.

Según el experto, el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el FMI por un crédito stand-by de U$S 50.000 millones “no es una opción, sino el camino para evitar un ajuste salvaje”. Puntualizó que, desde que Macri llegó al poder en diciembre de 2015, el peso argentino se devaluó un 100%. “No podemos permitir que ese proceso continúe”, acotó.

En una charla con LA GACETA, Berensztein indicó que, por el momento, el jefe de Estado y líder de la coalición Cambiemos deberá olvidarse de la reelección y priorizar la gestión. “Las cuestiones electorales son irrelevantes a la luz de la realidad económica argentina; deben quedar para marzo o abril del año que viene. Todo tiene que estar apuntado hoy a evitar un ajuste que puede ser caótico”, insistió. En ese sentido, habló de la necesidad de establecer una acción coordinada con las provincias para reducir el déficit fiscal. “De otra manera, el mercado los llevará puesto”, advirtió.

Sin embargo, reconoció que ese proceso es complejo, ya que existen administraciones provinciales que han venido saneando sus cuentas y querrán que otras, que no han mostrado signos de mejora, realicen un mayor esfuerzo fiscal para sortear esta situación financiera.

En Esta Nota

Sergio Berensztein
Comentarios