Para generar menos basura aprendé a reciclar: qué sirve y qué se debe desechar

El material que se contamina con aceite, por ejemplo, no servirá para ser reutilizado. ¿A dónde va lo que separamos?

04 Jul 2018
2

PARA SEPARAR. Estación ambiental que se encuentra en la peatonal.

¿Una caja de pizza puede tener una segunda vida? ¿Y los vasitos que se usan para el café? Hay materiales que pueden ser reutilizables. Sólo hay que saber cómo depositarlos, porque en esta materia no hay buenas intenciones: un pedazo de cartón grasiento no servirá para los gestores de residuos. De hecho, hará más daño que un bien.

Según el sitio web ecoportal.net, son demasiados los artículos que contaminan un lote de reciclaje. Eso significa que los gestores de residuos podrían no encontrar compradores para los materiales, especialmente ahora que China, uno de los principales importadores mundiales de residuos reciclables, ha dicho que rechazará los envíos que sean más de 0,5 por ciento impuros.

Entonces, apuntalan qué sirve y qué no para evitar complicaciones en su disposición final. Para empezar, hablan de la tazas de café: la mayoría de las tazas de un solo uso están revestidas con una fina película de polietileno, que hace que las copas sean a prueba de líquidos, pero también difíciles y costosas de reprocesar. La mayoría de las instalaciones de manejo de desechos tratarán las tazas como basura. Entonces, no sirven. En cambio, las tapas de plástico de los “café para llevar” pueden ser reutilizables.

Las cajas de pizza son otros de los materiales que uno cree que servirán, pero no. El problema radica en el aceite del queso que a menudo se filtra en el cartón. El aceite no se puede separar de la fibra, sostienen los especialistas, lo que hace que ese material sea menos valioso y menos comercializable para los compradores. Eso sí: servirá mucho más la tapa que no roce el queso.

Los vasitos de yogur fueron prohibidos en China, como en muchos municipios de Estados Unidos. Otros plásticos que son 100% reciclables son las botellas PET: pueden rellenarse y transformarse en ladrillos ecológicos (se llenan a presión con residuos limpios y secos, no reciclables y no peligrosos).

Otro contaminante de materiales reciclables son los alimentos. Depositar las cajas plásticas con crema, por ejemplo, no servirá para darle una segunda chance a ese plástico.

Si tienen un centro de reciclado cerca, es probable que hayan adquirido el hábito de recoger el papel, los plásticos y el vidrio en bolsas de plástico usadas, pero es importante tener en cuenta que las bolsas no deberían ser puesto en esos contenedores. “Crean una pesadilla para los gestores de residuos al obstruir la maquinaria. Así que recuerde tirar sus materiales reciclables de la bolsa de plástico cuando los coloque en la papelera de reciclaje”, destacan en el portal ecológico.

¿A dónde va todo?

Verde para vidrio, amarillo para plástico, azul para papel. Así están diferenciados los contenedores de las estaciones ambientales que se encuentran en San Miguel de Tucumán. Seis de ellas están ubicadas en las peatonales y una en cada plaza pública y parques. Esos puntos sirven a quienes viven en la ciudad para depositar esos materiales recuperables. Después, la Dirección de Higiene Urbana hace una separación previa y la entrega en sus camiones a pequeños emprendimientos familiares de la zona de La Costanera.

“Antes sólo se dedicaban al cartón, pero con lo que les sacamos de las estaciones ambientales, que es poco, empezaron a reciclar también vidrio, plástico y hasta metal”, comentó Jorge Pérez Musacchia, director de la mencionada área municipal.

El funcionario hizo referencia a que se “saca poco” porque los peatones arrojan todo tipo de residuos en esos contenedores, sin tener en cuenta las indicaciones. “Las estaciones no funcionan como tal, porque a pesar de estar identificados con los materiales a depositar, arrojan desde comida hasta pañales sucios. Imploro que respeten las normas. Tienen que entender que es un progreso para la ciudad la separación y que genera recursos para aquellos que trabajan con los residuos sólidos urbanos”, agregó Pérez Musacchia.

Comentarios