En “Flores ácidas”, cuatro mujeres afrontan la búsqueda de la felicidad

El grupo cordobés Las Damas presenta un retrato social de tres profesionales en crisis, y un dramaturgo que pretende guiarlas.

04 Jul 2018
1

MUJERES QUE CUENTAN DE MUJERES. “Flores ácidas” describe distintas situaciones con un toque de humor.

ÚNICA FUNCIÓN

• Mañana a las 22 en la sala Orestes Caviglia (San Martín 251).

Entre penurias y con una gran dosis de humor, ellas narran historias femeninas, claro está, pero no propias. Así lo aclara rápidamente Patricia Rojo. “Son mujeres en busca de felicidad”, asegura la actriz cordobesa durante una entrevista con LA GACETA.

“Flores ácidas” fue escrita especialmente para el grupo Las Damas, que integra Rojo, por el español Carlos Gil Zamora, quien además dirige la obra que se presentará mañana en la sala Orestes Caviglia. Está montada en un espacio neutro, con una mesa y percheros para ropa, que de repente se convierte en un gimnasio o en una galería de arte; las escenas se transforman en retratos particulares pero que son, en definitiva, pinturas sociales.

Las flores son Ángela (Rojo), una cirujana especializada en cardiología que atraviesa una crisis vital; Blanca (Fabiana García), galerista atrapada en una penosa circunstancia y Sonia (Fernanda Álvarez), alta directiva de una empresa de selección de personal cuya exitosa profesión encubre sus carencias emocionales. La cuarta es Toni (Amalia Freytes), un personaje que asume la voz del dramaturgo.

“Somos mujeres que cuentan de mujeres, lo que es inevitable, pero no hacemos catarsis, porque no es nuestra propia historia”, responde Rojo.

La actriz recuerda que Gil Zamora las vio actuar en diferentes espectáculos antes de aportar su dramaturgia: “en esas obras, aunque cuenten la violencia desde algún lado, siempre e inevitablemente aparece el humor. Las flores son ácidas... Pero no creo que lleguen a ser tóxicas”, reflexiona.

Las Damas concretan su escala en Tucumán en una gira por el norte. “Las mujeres que interpretamos son profesionales, reconocidas y de clase media; forman un retrato de intimidades y apreciaciones sociales y personales. Son unas flores que lucen su esplendor, su madurez, sus perfumes más penetrantes y que nos cuentan tanto las alegrías, los gozos, los objetivos cumplidos como parte de su calvario, sus esperanzas rotas, sus desamores, su temblor ante lo desconocido”, es la síntesis de la propuesta.

Rojo lo resume de este modo: “es un retrato agridulce de la condición humana narrado con voces de mujer. Si bien cuentan algunas penurias y develan algunas violencias, lo plantean como es la vida misma; también hablan de la maternidad no deseada, de la entrega de niños en adopcion y hablan de la vida. También abordan la culpa y tienen una pregunta recurrente, ¿qué es la vida?”.

Entre el drama y la comedia, la puesta despierta la identificación de los espectadores, destaca.

Obras

El grupo de Córdoba ha participado en diferentes festivales nacionales y el año pasado realizó una gira por España y Portugal, con funciones en diferentes ciudades de la península ibérica.

En 1999, el grupo realizó su primera creación colectiva para adultos, “Primero las damas”. En 2004, a partir de experiencias comunes educativas, escribieron la elogiada “Cuerpo docente”, que en 2005 se publicó en formato de libro. La obra fue representada por diferentes elencos nacionales y aún Las Damas la mantiene en su repertorio. En 2006 realizaron “Sagrada y salvaje”; en 2009, “Docente de medias”; y en 2010 hicieron “El anzuelo”.

El director también tiene una vasta trayectoria como dramaturgo y responsable de puestas en escena. Sobre “Flores ácidas”, afirmó a la prensa cordobesa: “es un camino por la vida; una excursión hacia la muerte; una confesión de culpa; una reflexión sobre la incapacidad para añadir más sufrimiento o más desasosiego a unas vidas”.

comentarios