Si fuiste a Rusia por el Mundial, cuidado si tenés fiebre alta

No es imposible que los hinchas hayan contraído sarampión. Vacunarse es el único modo de prevenir.

03 Jul 2018
1

Fue frustrante quedarse fuera del Mundial, se entiende. Ahora hay que ocuparse de ver qué pasa con las personas que viajaron para ver a la Selección de cerca. ¿Por qué? Porque durante estos días de multitudes futbolísticas en Rusia, es muy probable que los argentinos (que no tenemos casos autóctonos de la enfermedad desde hace 18 años) hayan estado en contacto con el virus, dado que algunos de los países participantes (la propia Rusia, Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido, España) sufrieron grandes brotes. Y también hubo casos en Brasil, Colombia, México y Perú.

Concretamente, en 2017 los casos a nivel mundial aumentaron un 400%. Y en el período comprendido entre el 1 de febrero de 2017 y el 31 de enero de 2018 se notificaron sólo en Europa más de 21.000 casos (35 defunciones). La enfermedad no sólo atacó a menores de 1 año (la población típicamente expuesta, porque no puede vacunarse todavía): hubo muchos casos en adultos de entre 25 y 29 años. La razón: la acción del movimiento antivacunas, que en muchos países europeos es muy fuerte, ha hecho que un porcentaje muy grande de población no esté inmunizada. “Cada nueva persona afectada por el sarampión en Europa nos recuerda que niños y adultos no vacunados, independientemente de dónde vivan, siguen en riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a personas que quizás no puedan vacunarse”, había advertido en febrero la directora de la oficina europea de la OMS, Zsuzsanna Jakab.

Por este motivo, el Ministerio de Salud de la Nación lanzó una campaña de alerta: “Viajaste a #Rusia por el mundial? Si tuviste fiebre y erupción en la piel durante el viaje o dentro de las tres semanas del regreso, consultá inmediatamente al médico y no vayas a lugares públicos hasta que este te autorice”, es la consigna.

Signos de alerta

“Ante cualquier fiebre alta de origen desconocido, todo viajero que vuelve al país debe consultar con el médico”, señaló Rogelio Cali, director de Epidemiología del Siprosa, y añadió que otras señales de advertencia son catarro y erupción. El virus se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar (o gritar goooooooooollll), o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. sobre el cual el virus puede vivir hasta dos horas.

Por otra parte, las personas nacidas después de 1965 que no viajaron, pero no están seguras de haber recibido la vacuna, necesitan inmunizarse. “Si no hay constancia en el carnet, hay que colocarse la doble o la triple viral -insistió Cali-. Si ya se la hubieran puesto antes, no corre peligro”. Y añadió: “lo ideal es que todos, niños y adultos, completen su esquema de vacunas”.

En Esta Nota

Rusia
Comentarios