La institución se debate entre el riesgo y la crítica

03 Jul 2018

Por segundo año consecutivo, en la actual edición del Salón Nacional de Arte Contemporáneo, pasó de ser un evento únicamente de exhibición a otro de producción y experimentación. Una oportunidad para poner en escena proyectos efímeros o que no dependen de la creación material, se indica en la convocatoria a este XIV° encuentro.

“Al decidir modificar radicalmente la estructura de nuestro Salón, éramos conscientes que exponíamos a la institución al ‘riesgo’, que como en este caso ponen sobre el tapete la institucionalización del arte”, se indica en el texto de presentación que firman Elina Valladares, directora del Museo de la UNT, y Claudia Epstein, de la Secretaría de Extensión Universitaria. “Quizás ya no sea posible un movimiento entre el adentro y el afuera de la institución museo, dado que las estructuras institucionales se han interiorizado por completo”, agregan.

También en el catálogo, los jurados Laura Valdivieso, Alejandra Mizrahi y Jorge Gutiérrez consignan sus ideas: “Seis artistas integran esta muestra. Están reunidos porque todos ellos coincidieron en la formulación de una critica institucional, de manera directa o metaforizada, interpelando a las instituciones o, más precisamente, a lo institucionalizado. La institución es mostrada, denunciada, reinventada, excavada, puesta en diálogo o generando comunidad. Los artistas piensan, enuncian, critican y asumen la institución desde el interior de la misma. Y, junto con ellos, la institución responde”.

comentarios