La reventa, al descenso

01 Jul 2018

Entre tanto revoloteo, entre tanta insistencia, el grueso de los argentinos que llegó a Kazán se fue con un sabor más que amargo pero con la sensación de que hizo todo lo posible por estar alentando a la Selección sin que ningún empresario esporádico le comiera el bolsillo. Así como se lee: la reventa perdió por goleada.

La FIFA fue soltando de a cuentagotas los tickets para Francia-Argentina, pero los soltó, y ello significó generar más de una alegría. Como nunca, los “caranchos” de la reventa perdieron. Empezaron los días previos a lanzar ofertas de sumas irrisorias, incluso algunos medios citaron que se pagaron $ 100.000 por un ticket. Vía Facebook, en un grupo creado para buscar información acerca de los partidos de la Selección y sus entradas, “Argentinos al Mundial de Rusia 2018”, se llegaron a ofrecer entradas a los famosos hospitality por apenas U$S 700. Es mucho dinero, sí, pero el valor durante los días previos al encuentro era superior. El negocio va en descenso y los precios de las entradas también.

“Tickets, tickets”

Durante la peregrinación hacia el estadio, en la peatonal de Kazan, donde todo se mueve, desde el color de los hinchas hasta una variedad bastante copiosa de cerveza caliente, los mensajitos onda arbolito de “cambio, cambio” eran de “tickets, tickets”. Del precio oficial a que se puedo conseguir, no hubo una diferencia mayor a U$S 50/100. No está mal.

Ya en las cercanías del estadio, una chica con tonada porteña, nos dice como enojada al grupo que pasábamos por ahí: “chicos, ¿no saben quiénes necesitan entradas para el partido de hoy? Me sobran dos y no las puedo vender”, ajá. ¿Cuánto pedís; precio oficial? “No, U$S 300 por categoría 3”. Pero sí costaban U$S 115. “Bueno, es buen precio el que tengo”. “Suerte con la venta, pero está difícil así”, medio que se le ríe uno de los comensales del grupete. Ahora nuestra desdichada empresaria necesita hacer un poco de diván, de hacernos saber cuál fue su derrotero. “A los chinos se las ofrecí, pero me quieren dar U$S 100”. Bueno, amiga, venda a U$$ 120 así no pierde al menos. Silencio. “Muero en la mía”. Si usted es feliz…

El boca de urna de los 60 minutos anteriores al partido insinuaban que en total ingresarían 42.000 hinchas, en su mayoría con entrada conseguida a través de la FIFA y otros con menos suerte, pero que pagaron apenas un diezmo de más. Había que alentar.

Comentarios