Las vidrieras céntricas lucen a la altura del Mundial, con el celeste y blanco como gran atracción

El clima mundialista se vive también en los comercios.

30 Jun 2018
1

MUCHO PARA VER (Y COMPRAR). Los maniquíes transmiten la pasión.

La clasificación de Argentina despertó nuevamente la pasión por el Mundial entre los tucumanos. Nadie quiere quedar al margen. Para alentar a la Selección, las vidrieras de los negocios se impregnaron de adornos celestes y blancos. Banderas, guirnaldas, banderines, gorros y cornetas dominan la escena.

La fiesta futbolera se vive con entusiasmo en Tucumán. Y ni siquiera el mal inicio, tras el empate ante Islandia y la derrota con Croacia dejó de lado el colorido. Los comerciantes redoblaron la apuesta para el duelo con Nigeria, en el que la Selección recuperó el alma. Antes del gran duelo de hoy contra Francia, todo se multiplicó. El diseño de la vidrieras, trasmite la pasión por el equipo.


Los vendedores aseguran que la época del Mundial impulsa a decorar y festejar mucho más que cualquier fecha patria. En un local de ropa para niños, ubicado en “Galería LA GACETA”, con la llegada del Mundial duplicaron las decoraciones en celeste y blanco, las que permanecerán durante todo el mes. Al menos, así lo expresó Marcela Ledesma, encargada.

No faltó el vendedor que sienta frustración por esto. “Es una pena, pero en nuestra cultura, únicamente nos acordamos de Maradona. Sólo en estos eventos nos volvemos patriotas y no en una fecha importante, como un 25 de Mayo”, se lamentó Lucas Pacheco.

Y, a su vez, están quienes afirman que el Mundial, aparte de fútbol, implica marketing. Juan Carlos, empleado en “Sporting”, aseguró que a causa del Mundial, la camiseta de la Selección se vendió mucho más de lo esperado. “Sólo nos queda las que están exhibidas”, señaló. También contó que la más solicitada fue la camiseta negra alternativa.


Además, están aquellos que venden el cotillón con el que los hinchas se visten para alentar. Por supuesto, no dejaron pasar la oportunidad de ofrecer sus artículos. Ese es el caso de un local de calzados, que además de decorar con gorros su vidriera, vende sus productos al costo. “Es llamativo y nos permite mejorar las ventas. Por experiencia en mundiales anteriores decidí implementarlo este año. Me parece que motiva y genera movimiento”, justificó Gabriel Felman, dueño del negocio.

La moda femenina no pasó inadvertida y se involucró con la fiesta mundialista: comerciantes ofrecen remeras y accesorios con la temática apropiada para alentar a la Selección, sin dejar de lado las tendencias. Las mujeres pueden elegir otras alternativas, además de la camiseta argentina, para lucir en cada partido, y por qué no, en su vida cotidiana.

Se encontraron atraídas a comprar prendas o bijouterie que llevaban puestos los maniquíes, pero en algunos casos no estaban a la venta. “Antes de que comience el Mundial le puse gorros y bufandas a los muñecos. Muchas se acercaron y me pedían por favor que se las venda”, contó Celeste Albornoz, empleada de un local de una galería céntrica.

Comentarios