Efecto Netflix: por qué Luis Miguel le ganó a Maluma

La carrera del ídolo caía en picada a causa de su abandono personal. El misterio sobre su madre.

28 Jun 2018
1

LUIS MIGUEL.El cantante mexicano.

La serie que comenzó por Netflix el 22 de abril y está a dos semanas de su final, transformó la vida de Luis Miguel, que siempre fue muy celoso de su vida privada. El éxito de la tira es tal que revitalizó la carrera del cantante, cuando venía en descenso desde hace años.

Antes del estreno de esta producción, el artista había sumado demandas judiciales que lo pusieron en serios aprietos económicos. En 2016 le ganó un juicio su ex representante William Brockhaus por más de U$S 1 millón. También acumulaba una deuda de casi U$S 4 millones con la discográfica que lo tiene como estrella, Warner Music, la compañía con la que vendió más de 100 millones de discos.

La última paliza le llegó en 2017, cuando el cantante Alejandro Fernández lo demandó por U$S 7 millones porque faltó al compromiso de una gira conjunta que nunca llegó a hacerse.

Pero el declive había comenzado en 2015, cuando en un lugar tan simbólico como el Auditorio Nacional de México hizo esperar a su público durante casi una hora para actuar tan solo 15 minutos.

Su imagen física había perdido la perfección de antaño: lucía con sobrepeso y desmejorado. Los rumores sobre su alcoholismo y sus problemas de salud iban acompañados de la cancelación de varios de sus shows. Desde 2011 no sacaba un disco y llevaba una década sin producir ningún éxito.

Pero su vida dio un vuelco con la serie de Netflix que, según trascendió, habría pagado varios millones de dólares al cantante. Así pudo saldar sus deudas.

Ahora, Luis Miguel volvió con fuerza a los escenarios con un nuevo disco “¡México por siempre!”, que vio la luz a finales del año pasado, con casi 80 fechas programadas para todo este año en México, Estados Unidos y España.

Con el éxito de la serie, las escuchas de sus temas en Spotify se triplicaron. En particular, “Culpable o no” tuvo un aumento del 4.000% en las reproducciones y superó a artistas de moda para los jóvenes como Ozuna o Maluma.

El mayor misterio

Con una trama que tiene las emociones y la intriga de una moderna telenovela, la propuesta de Netflix intensifica el misterio sobre el destino de la madre del artista, Marcela Basteri. Son diversas las teorías que el mismo público elabora: que la mató o la hizo matar Luis Rey, el padre de Luis Miguel; que el crimen lo cometió el siniestro Negro Durazo, experto en desaparecer gente; que murió como indigente en la calle y fue sepultada sin que se supiera su identidad; que todavía vive como mendiga, e incluso que podría estar internada en un psiquiátrico en algún país latinoamericano (se habla incluso de la Argentina).

Sin embargo, el español Javier León Herrera, autor de los libros “Luis mi rey” y “Luis Miguel, la historia” (ambos sirvieron como base para la serie), asegura que no hay ningún misterio: “desafortunadamente no está en este mundo, falleció, no va a aparecer”.

“Desde el máximo rigor y absoluto respeto, la información a la que yo tuve acceso durante mi trabajo de campo me asustó, y sin entrar en detalles por la delicadeza del asunto y porque no hay pruebas, me aseguraba que Marcela murió de causas no naturales. El paso del tiempo y la ausencia de noticias de su paradero van corroborando esa información”, escribió el periodista en uno de sus libros.

Comentarios