Se vienen las heladas: cómo cuidar las plantas

Ubicarlas cerca de la luz del sol, estar atentos al riego, rociarlas con agua o taparlas con mantas especiales son algunos de los consejos de los expertos.

27 Jun 2018
1

Para los próximos días se esperan las temperaturas más bajas de los últimos tres años, según anticipó a LA GACETA el doctor Juan Minetti, a cargo del Laboratorio Climatológico Sudamericano. Ante esto, sabemos que las estufas arderán, que nos abrigaremos más, al igual que a nuestras mascotas. Pero, ¿pensamos en las plantas? El frío congela sus células y eso obstruye las vías de transporte de nutrientes y agua, causando daños en los tallos y hojas, que comienzan a verse negros hasta que los tejidos mueren por completo. Y nadie quiere terminar con un jardín muerto luego de un crudo invierno. Por ello, expertos consultados por nuestro diario aconsejan cómo cuidarlas y tener un jardín floreciente todo el año.

Si damos un vistazo a las plantas de interior u ornamentales, señala el ingeniero agrónomo José Isa, nos daríamos cuenta de que en su mayoría son de origen tropical, que están a sus anchas en ambientes con temperaturas cercanas a los 25° o 30°. Ellas, con el frío, van a sufrir un poco: perderán hojas, se tornarán amarillas y estarán decaídas.

Entonces, ¿qué hay que hacer? Isa aconseja protegerlas, guardarlas en el interior (las que están en una galería, por ejemplo), ubicarlas en lugares iluminados (al lado de una ventana o de una puerta de vidrio) y regarlas bien (abundante agua unas dos veces por semana en cualquier momento del día o de la noche).

“Es importante tener en claro que sufren el efecto de las heladas en su ciclo natural, pero después se recuperan. Por ello no hay que alarmarse. Eso sucede en el caso de la almanda (flor amarilla grande), los crotones cuando están en exterior. Pierden hojas pero después vuelven a brotar. En algunos casos se pueden cubrir para evitar que las yemas se hielen”, añade.

Sobre cómo taparlas, Isa detalla que se venden unas mantas antiheladas: “son unas telas blancas de un material parecido al matelaseado y se cubre la planta (sobre todo los arbustos de frutales, como palta o mango) como una especie de casita con cuatro palos. Eso evitará la deshidratación del tejido, y la dejará respirar, a diferencia del plástico que puede quemarla.

No todas reaccionan al frío de la misma manera, destaca el experto tucumano. No lo sufren tanto las especies que tienen origen en zonas frías. Algunos ejemplos son las violetas de los Alpes o arbustos que cambian su coloración de una manera muy interesante o muestran sus frutos, como el crateus.

“El invierno es la mejor época para hacer intervenciones en el jardín, ya que las condiciones climáticas son óptimas: desde trasplantes (la planta no sufrirá de deshidratación), hasta podas (sobre todo las rosas o los árboles, porque sin hojas se ven mejor las ramas que se deben sacar). También se pueden conseguir buenos ejemplares en viveros”, añade el viverista.

El microclima

Con la llegada del invierno todos disfrutamos de quedarnos en casa y si la casa está llena de plantas, mucho mejor. Entonces, el microclima que se crea en la casa es fundamental para que las plantas se vean bellas y saludables. Magdalena Osimani, Mariano Martiarena y Agostina Sacco, de Linneo, un emprendimiento que se dedica a las plantas de interior, resaltan que en esta estación hay que disminuir los riegos. Afirman que las plantas requieren menos agua en líneas generales, aunque muchas pueden requerir de humedad extra para contrarrestar los efectos de sequedad que producen los sistemas de calefacción. “Recomendamos, siempre que la especie lo permita, rociar con agua las hojas. Algunas veces es bueno aprovechar el baño de casa para darles a las plantas una dosis de humidificación. Con sólo compartir el momento de la ducha es suficiente. El vapor es amigo de muchas especies”, aconsejan.

Sacarlas de casa, es otra de las recomendaciones de los emprendedores tucumanos: “es necesario realizar un recambio de aire diario en los ambientes. Es preferible que al hacerlo nos aseguremos de que la temperatura exterior no difiera demasiado de la interior para no generarles estrés. El mejor horario suele ser el mediodía. Mientras que también es importante cambiar de lugar las plantas a medida que cambia la entrada de sol en los diferentes espacios de la casa”. Por último, indican que las especies más recomendables para esta época son las que funcionan mejor en sombra, pueden sobrevivir y crecer sin la incidencia de sol directo y aportar mucho verde a los espacios. Es el caso de las neomaricas, aglonemas, calatheas, dieffembachias y helechos.

cuáles soportan más el frío
Con flores: 
violeta de los alpes, pensamientos, clavelinas, conejitos, gazanias, lovelia y alisos. También las coles ornamentales y la hiedra.
Árboles y arbustos: 
coníferas, cedros, abetos, abedules, crateus.
Rosas: 
es el momento de podarlas o transplantarlas.
Las de interior: 
ojo con la calefacción. Para ello hay que estar atento a la humedad de la tierra. También se pueden poner platos por debajo de la maceta con un poco de agua.

> Cuáles soportan más el frío

Con flores: Violeta de los alpes, pensamientos, clavelinas, conejitos, gazanias, lovelia y alisos. También las coles ornamentales y la hiedra.

Árboles y arbustos: Coníferas, cedros, abetos, abedules, crateus.

Rosas: es el momento de podarlas o transplantarlas.

Las de interior: ojo con la calefacción. Para ello hay que estar atento a la humedad de la tierra. También se pueden poner platos por debajo de la maceta con un poco de agua.


Comentarios