Sin Moria, el Bailando prepara su regreso

Comentarios de la diva sobre la hija de Marcelo Tinelli habrían desatado una pelea. Retornos y novedades en el elenco para esta temporada.

26 Jun 2018
1

OTROS TIEMPOS. El protagonismo de Moria en el programa de Tinelli ya no es bien visto por distintos motivos, y la diva no fue convocada. CAPTURA DE VIDEO.

El regreso del “Bailando por un sueño”, luego del Mundial de Fútbol en Rusia, traerá muchas novedades en su elenco: la más importante es que Moria Casán ya no formará parte del jurado, después de 10 años de permanencia. Y aunque la ex vedette parecía inamovible por su carisma de conductora ocurrente y por su dosis de polémica asegurada, una pelea con Marcelo Tinelli sería el motivo que la dejó afuera.

Según trascendió, el conductor y la actriz iban a encontrarse para charlar hace algunos días pero, a último momento, Tinelli habría cancelado la cita aduciendo problemas personales. Y ella lo interpretó como un desaire imperdonable. “Esto pasó justo un año después del día en el que tomé el micrófono en el programa, cuando Tinelli se quedó sin voz. Para mí, game over, el juego se terminó”, sentenció la diva, obviamente resentida por no haber sido reconocida a pesar de haber salvado aquella situación.

Se sintió “usada”

El distanciamiento habría comenzado este año, a raíz de los irónicos mensajes que Moria dejaba en las redes sociales, presuntamente dirigidos al conductor. Estaba muy molesta porque, cuando iba a debutar con ciclo propio por la tevé abierta, el productor Chato Prada la llamó para decirle que no firme contrato de exclusividad con América TV y le anticipó que la volverían a contratar para el “Bailando”. Sin embargo, las semanas pasaron y la vedette no tuvo novedad alguna.

En medio de la incertidumbre, Laura Ubfal publicó en su portal “Moria fuera del Bailando”, algo que Casán se tomó de muy mala manera, acusándolos a todos de “operadores berretas” y realizando un fuerte descargo en su propio ciclo. Le dijo a Tinelli, mirando a cámara: “No me podés usar y después tirar como un forro”.

Para aportar su cuota de leña al fuego, Jorge Rial reveló que al conductor le había disgustado que la estrella comentara públicamente cuestiones de la vida privada de su familia. “Es la primera vez que a Marcelo le llega personalmente algo de lo que dice alguno de los que pasaron por el programa -señaló Rial-. El otro día, Moria habló de la enfer… (se interrumpe), de la hija. Algo que es verdad. Que era una visita al médico y bueno, todo eso… En este caso, a Tinelli le llegó la bala de Moria”.

Imagen política

En tren de conjeturas, Rial elaboró además la teoría de que a Tinelli le aconsejaron que no incluyera a Moria en el programa porque su perfil escandaloso no contribuye a mejorar la imagen del conductor como posible candidato electoral para 2019.

“Según le dicen, Moria, que va al frente, no contribuía con su imagen. No es una teoría, es una realidad. Por eso, hasta hoy, no está en el Bailando”, aseguró el periodista, mientras son cada vez más fuertes las versiones de que el conductor nacido en Bolívar quiere sumarse al peronismo no kirchnerista.

Fiel a su estilo, la vedette vociferó: “Me importa tres pitos que me pidan disculpas o no. A alguien del canal no le dieron los huevos para llamarme y me mandaron a la periferia. No soy amiga de él, nunca salí a comer ni fui a su casa. Nos hablábamos mucho en la época en la que la pasó mal con la AFA, pero una cosa es la relación profesional y otra cosa es una amistad. Yo tuve códigos. No quiero ir al Bailando porque no veo una categoría estelar para que yo esté ahí. Y si va a ser un Bailando light, yo no sirvo”.

Respecto del jurado, los confirmados son Ángel De Brito, Marcelo Polino, Florencia Peña y Laurita Fernández. También estará Fede Bal, ganador del Bailando en 2015 y participante de la pista el año pasado junto a su entonces novia Fernández.

Trascendió que entre los posibles participantes de la nueva edición del certamen se repetirán algunas figuras, como Flor Vigna (bicampeona del certamen en 2016 junto a Pedro Alfonso y en 2017 con Gonzalo Gerber) y Mica Viciconte (que debutó en la pista el año pasado en la salsa en trío y luego quedó como participante en reemplazo de Nai Awada).

Después de 11 años volverá Soledad Fandiño, presuntamente separada del ex líder de Calle 13, René Pérez, con quien tuvo a Milo, de casi cuatro años. También Cinthia Fernández sería de la partida, aunque sin su ex Matías Defederico, quien esta vez participaría del certamen con otra pareja.

El actor Diego Ramos y Macarena Rinaldi, la novia de Federico Hoppe, podrían formar otro dúo. Los youtubers Julián Serrano y Sofi Morandi -por su popularidad entre el público adolescente- también están en tratativas para integrar el concurso de baile.

Otras figuras como Sofía Jujuy Jiménez (la ex del Pelado López), Jimena Barón, Gisela Berger (la pareja de Daniel Scioli) y Eva Bargiela (fue pareja de Facundo Moyano) aportarán su belleza, mientras que el Pollo Álvarez será un atractivo para el público femenino. Y por el lado del humor estará el Chapu Martínez, que se hizo conocido por el video viral que le dedicó a Lionel Messi, a quien le pidió que traiga la Copa del Mundo.

Explotó la Bomba

La que también está enojada es Gladys la Bomba Tucumana. Hace pocos días confesó en una nota para LA GACETA que no la benefició en nada haber participado del Bailando, porque perdió muchísimo dinero.

“Por un año no trabajé en lo mío. No pude trabajar en los carnavales, que son el fuerte en mi agenda, porque habíamos firmado un contrato absurdo que incluía el teatro de verano en Carlos Paz -explicó-. Las relaciones no quedaron muy claras. Ellos son raros; sólo les importa el rating. Son distantes, y una, que es del interior, es más cariñosa, confiada, y se entrega más. Muchos son cínicos. Vos sos la mejor cuando estás vendiendo, pero después no existís. Aunque sea por agradecimiento, por todo lo que hice por el programa, mi hijo ya tendría que estar citado para el Bailando 2018”.

Comentarios