Cómo se puede limpiar la casa sin productos químicos

El vinagre es un potente desinfectante, con la cáscara de cebolla hervida con agua se hace un limpiador de vidrios y los aceites de cítricos son efectivos antigrasas. Te damos seis recetas para ir eliminando tóxicos de tu alacena.

25 Jun 2018

Si uno revisa su despensa o armario de los productos de limpieza puede encontrar lavandina, limpiavidrios, quitagrasas para el horno, cera para el parqué y todo tipo de líquidos desinfectantes. En sus etiquetas seguro dice que son tóxicos, inflamables o corrosivos y que hay que evitar el contacto directo. Y si por error eso no pasa, algo muy común cuando hay niños o animales, las consecuencias pueden ser desde dermatitis hasta problemas respiratorios o ingestas involuntarias que producen vómitos. Por ello, ya es una tendencia el uso de productos sin tóxicos. ¡Y se pueden hacer en casa!

Según un estudio del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de Estados Unidos, publicado en febrero por la revista “Science”, los productos químicos como los que se utilizan en la limpieza del hogar contaminan el aire al mismo nivel que los vehículos. Otro análisis de la Universidad de Bergen (Noruega) de este año demostró que pueden ser tan dañinos para los pulmones como fumar veinte cigarrillos al día.

Y hablando sobre estudios realizados en todas partes del mundo, en Francia el Instituto de Prevención de Riesgos Químicos del Centro Nacional de Investigación Científica advirtieron que la lavandina es hipoclorito de sodio (cloro disuelto en una solución de hidróxido de potasio) y que hay riesgo de usar este producto en un inodoro. Explicaron que si la lavandina entra en contacto con ácido o amoníaco, se forma un gas altamente tóxico.

Ante esto, son buenos aliados algunos básicos que ya se tienen en casa: como el bicarbonato (sirve para limpiar desde la bañera, hasta para desodorizar ambientes), el limón (desinfectante natural con rico aroma) y el vinagre (un clásico y eficaz desinfectante y limpiador). Pero las propuestas naturales no terminan ahí: ¿sabías que con cáscara de cebolla se puede hacer un limpiador para vidrios?

Cítricos

Detergente antigrasa

Ingredientes: 7 gotas de aceite esencial de naranja, 7 gotas de aceite esencial de limón, 7 gotas de aceite esencial de mandarina, 1 cucharada sopera de bicarbonato de sodio, 1 litro de agua (o alcohol etílico).

Preparación: Disolver en el agua o en el alcohol los aceites esenciales cítricos. Esos aceites tienen el poder de disolver las grasas por su alto contenido de ácidos naturales. Particularmente el de limón es además desinfectante y ayuda a blanquear. A esa mezcla hay que sumarle el bicarbonato de sodio. Una vez que la preparación esté lista, se coloca en un frasco con tapa.

Cebollas

Limpiador de vidrios


Ingredientes: Agua y cáscaras de cebolla.

Preparación: Juntar cáscaras de cebolla (de las finitas y doradas) y ponerlas con agua en una olla grande al fuego. A esa preparación hay que dejarla hervir unos minutos. Luego, dejar enfriar. Por último, envasar en un difusor. Si se quiere un limpiador con aroma más rico, agregarle aceite esencial de limón, por ejemplo.

Bicarbonato

Limpiador y abrillantador para el lavavajillas

Ingredientes: 2/3 de bicarbonato de sodio, 1/3 de sal fina, jabón líquido neutro (si es con perfume no hay problema, a menos que se use un aceite esencial que agregue rico aroma), vinagre c/n.

Preparación: Llenar un frasco o botella con 2/3 de bicarbonato de sodio y 1/3 de sal fina. Dejar un poco de espacio para poder agitar. La botella es más cómoda que el frasco para verter en el compartimento del lavavajillas. Tapar y agitar para que se mezclen bien el bicarbonato y la sal. Se usa en el compartimento para el polvo: poner 3 gotas de jabón líquido y después llenarlo con la preparación. En el compartimento para el abrillantador, poner el vinagre. ¡Y listo! Con esa cantidad de jabón líquido no se va a llenar la cocina de espuma. (Información de @mividabotanica).

Almidón

Apresto


Ingredientes para 500 ml: 470 ml de agua destilada, 30 ml, 2 cdas de almidón de maíz, 20 gotas de aceites esenciales incoloros, 1 envase de vidrio o PET, 1 spray.

Preparación: Calentar un poco el agua destilada. Volcar en el envase, agregar el almidón y agitar hasta que se disuelva bien. Cuando se enfríe la mezcla, agregar los aceites esenciales y agitar otra vez. Rociar la ropa antes de plancharla. Agitar antes de usar (info de @mividabotanica).

Oliva

Lustramadera


Ingredientes: 10 gotas de aceite esencial de naranja dulce, 50 ml de aceite de oliva, 1 frasco de vidrio.

Preparación: Agregar el aceite esencial de naranja al de oliva y agitar el frasco. Para usar, humedecer un paño con el aceite y frotar el mueble como siempre (siguiendo las vetas de la madera) y lustrar (info: @mividabotanica)


Comentarios