Estrenan “Limbo”, una serie de terror

Una co-producción de España y Argentina. Un romance a distancia a través del chat

25 Jun 2018
1

LIDIA. La mujer se ve afectada por fenómenos paranormales.

Lidia (Ingrid García Jonsson) es una joven que compra una casa en la sierra de Madrid y entra en contacto por Internet con su antiguo dueño, Wally (Demián Salomon), un joven que vive en la Argentina. Con el paso del tiempo ambos se enamoran a distancia, pero las cosas se complican cuando ella afirma que puede escuchar a otras personas que parecen habitar la casa en secreto.

“Limbo”, que se podrá ver desde hoy, es una miniserie web que está contada desde el punto de vista de diferentes pantallas y relata la historia que fue filmada en enero pasado en Buenos Aires.

“Limbo” es una co-producción entre España (TVE) y Argentina (Incaa, ganadora del concurso para series online), que Fabián Forte preparó para la plataforma de streaming de RTVE, Playz.

Mundo fantasmagórico

En los últimos años, el cine de terror nacional se encuentra en una etapa de crecimiento y desarrollo como nunca antes lo había tenido. Este boom se debe, principalmente, a una camada de nuevos realizadores surgidos en este período, con renovadas inquietudes, fuerzas, y deseos estéticos. Y uno de los nombres más fuertes de esa lista es el de Forte, realizador con una impronta propia y una filmografía variada e interesante, capaz de incluir tanto “La Corporación” como “Socios por accidente”, y en ambos casos conseguir resultados óptimos.

“Limbo” introduce a la audiencia en un mundo fantasmagórico, en donde los fenómenos paranormales afectan la realidad de ambos personajes y los espectadores entrarán en una montaña rusa de sensaciones, se indica en la sinopsis de la realización.

Contada en primera persona a través de cámaras de dispositivos como celulares o laptops, la serie se adueña de los recursos que permite Internet en las comunicaciones del presente y propone una manera novedosa de contar una historia repleta de suspenso.

Glitches

La relación entre Wally y Lidia marcha sobre ruedas, hasta que ella advierte que no está sola en su nuevo hogar. En la conversación comienzan a aparecer glitches (fallas de la comunicación online, título alternativo de la serie), y Wally notará que a medida que estos avanzan, Lidia irá perdiendo el control. Hay presencias que no se ven, se palpa la persecución, y todo puede ser real o producto de la paranoia. Paralelamente, Rodrigo (Eloy Azorín) aparece como el obsesivo ex novio de Lidia.

Comentarios