Los campos del este y noreste producirían un 5% menos de azúcar

Marcelo Fernández destacó la necesidad de exportar para consolidar el precio.

23 Jun 2018
1

SURCOS FRÍOS.- Los campos cañeros mostraron los efectos de la helada.

La zafra azucarera avanza a buen ritmo en los distintos frentes de trabajo que funcionan en las fincas de Tucumán.

La GACETA Rural entrevistó al productor Marcelo Fernández, presidente de Cañeros Unidos del Este (CUE), con quien analizamos la evolución de la cosecha, el impacto de las heladas, el estado de los cañaverales, los rendimientos alcanzados hasta ahora, las perspectivas productivas y la presencia de malezas y/o enfermedades.

Presentamos los conceptos dl productor cañero en cada una de los temas consultados.

* Impacto de las heladas: Recorrí una amplia zona que abarca localidades como Los Bulacio, El Cevilar, Viclos, Los Puestos, Estación Aráoz, La Ramada y Ranchillos, entre otras, y puedo decir que las heladas que se sucedieron entre el jueves y viernes de la semana pasada, y ese fin de semana, sólo impactaron en algunos campos ubicados al Este y Noreste de Tucumán. Los efectos son sobre el “brote guía” y en las puntas de algunas hojas. Nada más, Por ejemplo, en Estación Aráoz algunas cañas tienen sus hojas secas; entonces, esa caña ya no madurará y nos dará menos contenido de azúcar. Tal vez tengamos una merma del 5% en los campos del Este, en zonas muy marginales.

* Estado general del cultivo: Los pronósticos indican que tendremos más días fríos, pero no creo que tengan la magnitud de la semana pasada. Con las actuales condiciones climáticas comenzó la maduración de las cañas. ¿Por qué? Porque tenemos la conjunción de tres factores: baja humedad relativa (H%), buena heliofanía (brillo del sol) y amplitud térmica de más de 10°C. Hoy, esos tres aspectos se están dando. A este ritmo, la caña está subiendo un promedio de 0,03% de azúcar/día. Esto es espectacular para los cañaverales.

* Avance de la zafra: La cosecha avanza a paso firme. Los rendimientos están mejorando día a día, por la ayuda que nos está brindando el clima. Hay pequeñas heladas que nos vienen bien, además de la buena heliofanía y de la importante diferencia térmica que tenemos. Estamos con días que ayudan a la caña de azúcar; creo que vamos a andar bien. Para esta época del año, puedo decir que estamos un 0,80% por encima de los rindes respecto a la misma época del año pasado. Esto significa que la caña está más madura respecto del año 2017. Estimo que tendremos entre un 8% y un 10% menos de caña que el año pasado, y si el clima nos ayuda, es seguro que tendremos que exportar un 15%.

* Evaluación: Estamos muy contentos, porque estamos consiguiendo logros a partir del buen trabajo que venimos haciendo. Seguimos avanzando para tener una actividad sostenible. Creo que 2018 será un buen año, porque vamos a producir lo necesario para hacer alcohol.

* Exportaciones: Si no ocurren heladas, exportaremos entre un 10% y un 15% de azúcar. Esto ayudará a que tengamos un buen precio del azúcar. Pero los industriales, sí o sí, deberán exportar, lo que ayudará al precio en el mercado interno. Estimo que exportaremos unas 250.00 toneladas: 70.000 serán para la Cuota Americana -que significará un buen precio-; y a Chile unas 100.000 tn. No serán exportaciones a quebranto; vamos a andar bien, porque prevemos un precio bueno y estable.

* El factor climático: La primavera seca de 2017 nos dio una paliza. Hasta el 20 de diciembre el cultivo venía “quedado”, luego repuntó entre enero y febrero de este año. Marzo pasado fue pésimo, porque de un promedio de lluvias de 160 mm, cayeron entre 30 y 40 mm; fue una paliza para el cultivo., Por eso tenemos menos caña, entre un 8% y un 10% menos.

* Malezas: Viene molestando bastante el “pasto cubano”, que es un “girasolillo chiquito”. Sale en otoño, cuando el cultivo está cerrado y hay poca posibilidad de meter las fumigadoras en los campos; pero no hay que dejarlo que prospere. En cuanto a los cañeros chicos, he visto que muchos de ellos tienen los campos muy sucios, muy enmalezados. Por ejemplo, tienen una fuerte presión de “grama bermuda”. Esto es el resultado de las escasas inversiones que hacen contra las malezas.

* Fertilización: Hay muchos campos que vienen de sufrir crisis. Por lo general, el cañero chico no tiene buenos cañaverales. En 2017 no vendieron bien su producción, así que vienen con problemas económicos. Hoy, ofrecen su caña a los compradores a $ 200/tonelada en el campo. Estamos peleando por los cañeros chicos, porque terminan malvendiendo su materia prima. Por ejemplo, tenemos en gestiones muy avanzadas la implementación del Monotributo Cañero: ya salió del Senado de la Nación, y nos falta Diputados.

No podemos seguir perdiendo dinero; si el cañero chico desaparece, se generará una grave crisis social: con abandono de los campos y traslado a los cinturones pobres del Gran San Miguel de Tucumán. Es un aspecto social que habrá que solucionar; por eso, trabajamos para lograr que los cañeros chicos se queden en sus fincas, trabajen allí y logren desarrollarse y crecer.

Comentarios