Caña de azúcar: las heladas fueron más severas hacia el oeste santiagueño

La Sección Agrometeorología de la Eeaoc elaboró su Boletín de Ocurrencias de Heladas, disponible en la página web.

23 Jun 2018
1

Un aspecto destacado, en lo que va del mes, fue la ocurrencia de heladas meteorológicas -temperatura del aire menor o igual a 0ºC medida en abrigo meteorológico a 1,5 m- que se adelantaron respecto de la fecha media de las primeras heladas para la mayoría de las localidades, incluidas en la Red Agrometeorológica. En algunos casos, como Simoca y Los Quemados, ese adelanto fue de alrededor de 10 días.

Este boletín de ocurrencias de heladas fue elaborado íntegramente con la información referente a heladas meteorológicas, disponible en la página web de la Sección Agrometeorología. (www.eeaoc.org.ar/agromet/index.php).

En la región pedemontana las heladas fueron suaves (entre -0,3ºC y -1,7ºC), de corta duración (2,6 a 5,5 hs), involucra gran parte del área citrícola y el oeste del área cañera. En la llanura tucumana las heladas fueron moderadas (entre -2,0ºC y -3,3ºC), mientras que en el oeste santiagueño llegaron a ser severas (-5,4ºC). En esta región se encuentra la mayor parte del área cañera, una fracción menor de limón y la casi totalidad de cultivos de granos. En cuanto a la frecuencia de las heladas, la frecuencia dominante en el sector pedemontano fue de una sola helada. Esta frecuencia se incrementó notoriamente en el área de llanura, variando entre sólo dos en La Cruz, hasta 11 heladas en Javicho.

Con respeto a los efectos de las heladas en los diferentes cultivos de la provincia, se puede decir que el frío afectó de diversa manera, según la intensidad y duración a la que fueron sometidas las plantas en su exposición al frío.

Los cañaverales tucumanos se vieron afectados de diversa manera, pero sin grandes daños, solo puntuales, pero todavía es temprano para dar porcentajes de daño, dijo Jorge Scandaliaris de la Eeaoc.

El frío, en general, afectó a toda el área cañera ubicada al este y sur provincial, ya que el frío en esas zonas fue más intenso y de mayor duración. Eso no pasó al norte, precisamente en el departamento Burruyacu, ya que las temperaturas fueron menores. Sí podemos decir que en aquellos cultivos en la cual la afectación se dio a nivel follaje, la maduración de la caña se vio detenida y quedará así hasta su cosecha. En los casos donde pudo haber daños más severos, es necesario esperar las evaluaciones al respeto.

Sugerencias

Sí es necesario dar algunas recomendaciones a los productores cañeros que tuvieron problemas con las heladas ocurridas la semana pasada (la primera fue el viernes 15 de junio a la madrugada) por lo que deben considerar lo siguiente:

* Deben cosechar primero los lotes que registraron las heladas más severas.

* Se debe ajustar el despunte de acuerdo a la altura de afectación de las heladas, de acuerdo a la zona y variedad.

* Es necesario dar prioridad a los cañaverales más bajos y poco densos, ya que son los más expuestos a las heladas.

* Tienen que comenzar a cosechar por las variedades más sensibles a las heladas y que hayan acumulado menor cantidad de sacarosa.

* En el sistema de cosecha manual y semi-mecanizado, se debe cosechar sólo la caña asignada para molienda, evitando el mayor deterioro por estacionamiento, porque la caña en pie se deteriora menos que la cortada.

* Dar preferencia a la “caña planta”, porque es la que menos cantidad de azúcar acumuló y, por lo tanto, tendrá un deterioro más acelerado que la “caña soca”.

* Concluir la cosecha de todo el lote afectado sin dejar caña en pie, si es que el “brote guía” se encuentra afectado.

* Finalizar la cosecha en el menor tiempo posible, para evitar la inversión de los azúcares reductores, que se incrementarán con el paso del tiempo.

Comentarios