La apuesta trágica del DT

“Willy” Caballero cometió un grave error, que puede costarle a la Selección la eliminación del Mundial.

22 Jun 2018
1

NO LO PUEDE CREER. Caballero cometió un grave error en el primer gol croata.

Pese a sus 36 años, Wilfredo Caballero es un arquero prácticamente sin experiencia en la Selección. Debutó como internacional el 23 de marzo pasado ante Italia y su inclusión en el equipo titular tras la lesión de Sergio Romero fue una apuesta que puede salirle muy cara a Jorge Sampaoli.

El arquero suplente de Chelsea cometió un error garrafal, trágico, que puede costarle a Argentina su prematura eliminación del Mundial. Transcurría el minuto 8 del segundo tiempo cuando Caballero recibió un balón atrás de Gabriel Mercado. El golero intentó asistir con los pies a su compañero con un pase flotado pero se quedó demasiado corto. Y la pelota quedó a merced de Ante Rebic, que aprovechó el regalo y lanzó un misil que se clavó en la red. Quizás pudo hacer más también en el segundo gol croata, obra de Luka Modric, aunque el principal daño había ocurrido antes. Su error destruyó anímicamente al equipo, que ya no pudo reaccionar ante semejante golpe y acabó deambulando en el campo. Terminó 3-0 el cotejo, aunque su final había sido decretado en el primer gol.

Todos perplejos

Su error dejó perplejos a todos. Diego Maradona se tomaba la cara en la tribuna, Mercado se llevaba los brazos a la cabeza y Sampaoli miraba incrédulo. Aunque, vista con más frialdad, no fue una acción del todo inesperada. Caballero ya se había mostrado dubitativo en cada una de sus intervenciones con el pie tanto en el partido con Islandia como frente a Croacia. Pero su error de ayer lo termina de condenar.

El arquero nacido en Entre Ríos debió hacerse cargo del arco ante la lesión de Sergio Romero, quien había sido el titular indiscutido durante la última década.

Una lesión en la rodilla dejó al guardameta de Manchester United sin Mundial. Fue una decisión difícil para Sampaoli: según especularon algunos medios, ni Romero ni algunos compañeros estuvieron de acuerdo con su marginación, ya que albergaban todavía esperanzas de que “Chiquito” pudiera recuperarse a tiempo.

La salida de Romero dejó a Sampaoli ante una disyuntiva. Apostar por Caballero o hacerlo por Franco Armani, el arquero por el que clamaban la prensa y los hinchas tras sus espectaculares actuaciones con River. El DT consideró que Armani, sin ningún partido como internacional, era una apuesta demasiado arriesgada. Caballero contaba al menos en su currículum con un puñado de partidos este año -incluida la goleada por 6-1 sufrida ante España-, además de un título mundial Sub 20 en 2001 y el Oro olímpico de Atenas 2004. En estos torneos, sin embargo, casi no había visto acción.

El error, desde ya, no sólo deja tocado a Caballero, sino también a Sampaoli. El DT apostó por salir jugando desde el fondo en Rusia, pero el intérprete no era evidentemente el más adecuado. Ya Josep Guardiola lo había advertido cuando lo dejó ir de Manchester City.

No es que Caballero no sea un buen arquero. Su trayectoria en equipos como Boca, Arsenal, el propio City o ahora Chelsea hablan de un guardameta de calidad internacional.

Sin embargo, cuando a un hincha argentino le pregunten por Wilfredo Daniel Caballero dentro de 25 años, seguramente lo primero que mencionará será la noche negra de Nizhni Nóvgorod.

Comentarios