Un gremio legislativo gestiona un 7% extra como recomposición

El pedido de bono de Bourlé causó polémica

22 Jun 2018
1

Las gestiones iniciadas por el legislador Eduardo Bourlé, secretario general de la Bancaria en Tucumán, para que se otorgara un bono de $5.000 por el Día del Empleado Legislativo, generó polémica y reclamos en la sede parlamentaria de calle Muñecas 951.

Ayer, el Sindicato Único de Empleados Legislativos (SUEL) rechazó las expresiones de la Asociación del Personal Legislativo (APL) con respecto a la situación de los trabajadores de la Cámara.

El secretario general de APL, Hugo Gacioppo, había criticado a Bourlé por esa gestión. “Nos vemos en la obligación de aclarar que no somos una elite dentro de los trabajadores estatales y no nos beneficiamos con ningún aumento o estipendio que no corresponda al resto de los empleados de la Provincia”, destacó el ex legislador.

El secretario general de SUEL, Miguel Ángel Adad, salió ahora a objetar esa postura. “El nuestro es el único gremio con representación gremial emitida por el Ministerio de Trabajo de la Nación; por ello, desautorizamos las palabras vertidas por Hugo Gacioppo. No entendemos a quién representa, dado que atenta contra los empleados que, día a día, están en la puerta de la Caja Popular buscando sacar préstamos, endeudándose para poder sobrevivir”, señaló Adad en una nota enviada al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, y rubricada por otros dirigentes.

SUEL recordó luego un pedido que hizo la semana pasada para lograr un ajuste “del 6% o 7%” en sus haberes. “Dichoso de Gacioppo, que lleva una vida faraónica y no necesita de ayuda económica. Por eso le solicitamos a usted, presidente de la Legislatura, que revea la situación económica de los compañeros empleados legislativos, ya que el acuerdo salarial realizado en marzo fue un engaña pichanga en contra de todos los trabajadores, dado que hoy lo superó la inflación”, señaló Adad, en alusión a la suba del 17% otorgada por la Provincia este año.

Planteos y rechazos

El estado de situación de los haberes del personal de la Cámara fue objeto de un planteo por parte de Bourlé (bloque Trabajo y Dignidad) a fines de mayo, cuando instó al vicegobernador a un pago de $5.000 por única vez para el 6 de julio, por el Día del Empleado Legislativo. Jaldo consideró “inviable” ese beneficio. Luego, Gacioppo se sumó a la polémica y calificó de “demagoga” la propuesta del sindicalista bancario. “El Frente de Gremios Estatales (FGE) está abocado a la lucha de la activación de la cláusula gatillo para actualizar los aumentos salariales a la inflación que afecta la economía de los trabajadores”, señaló el referente de la APL. Ahora, SUEL insistió con el pedido de reajuste para la Cámara.

Comentarios