Evo recibe el nuevo palacio de Gobierno envuelto en polémica

La construcción que reemplazará al Palacio Quemado, costó 36,2 millones de dólares. La oposición dice que, con lo que se pagó por el nuevo edificio, se podrían construir hospitales. Tiene 25 pisos y cuatro sótanos.

22 Jun 2018
1

INSPIRACIÓN. El diseño recrea el centro ceremionial de Tiahuanacu. Bolivia.com

LA PAZ, Bolivia.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió ayer, en una ceremonia, el nuevo Palacio de Gobierno en La Paz en medio de una polémica entre políticos del oficialismo y opositores por la obra.

La construcción de la nueva “Casa Grande del Pueblo”, que reemplaza a la hasta ahora sede del Gobierno, el viejo Palacio Quemado, se inició en abril de 2015, con un coste de 252 millones de bolivianos (36,2 millones de dólares). Sin embargo, Morales apenas podrá ocuparla en los próximos meses porque resta la instalación de mobiliario y otros accesorios.

“Exagerado lujo cuando lo más importante es construir hospitales. El día que salga Evo Morales, su palacio será convertido en hospital para enfermos de cáncer”, señaló el líder de la oposición, el empresario Samuel Doria Medina, de la centroderechista Unidad Nacional (UN).

La entrega de la constructora boliviana Tauro al ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, fue simbólica y se anunció la participación del presidente Morales en coincidencia con la celebración del Año Nuevo Aymara.

Incluso habrá un ritual andino para que el nuevo Palacio tenga “buenas vibras” a diferencia del actual, quemado en 1875 por una multitud -hecho al que debe su nombre- y del que en 1943 fue sacado el presidente Gualberto Villarroel para ser colgado de un farol de la Plaza Murillo.

La nueva edificación está sobre la calle Potosí, detrás del Palacio Quemado y de la principal plaza de La Paz. Allí funcionarán los ministerios de la Presidencia, Comunicación, Cultura y Turismo”, defendió el ministro Rada.

El Colegio de Arquitectos de La Paz criticó que se haya construido un edificio que rompe con el estilo colonial de la ciudad.

La nueva edificación tiene cuatro sótanos, una planta baja, 25 pisos para oficinas, varios auditorios, salas de prensa y conferencias, salones de exposiciones, un comedor para 260 comensales, oficinas para el personal de apoyo, una biblioteca y un helipuerto en la terraza. El edificio, de casi 120 metros de altura, tiene una superficie contruida de 29.5 metros cuadrados.

El piso 24, de 1.068 metros cuadrados, será el de oficina de Morales. Tendrá un dormitorio, biblioteca, comedor, sauna, jacuzzi, gimnasio y dormitorios para su equipo de seguridad.

El diseño de la “Casa Grande del Pueblo” se inspiró en los centros ceremoniales de las ruinas de Tiahuanacu. El viejo Palacio Quemado será reconvertido en un museo histórico. El segundo palacio de Bolivia fue estrenado el 25 de marzo de 1853 por el presidente Manuel Isidoro Belzu tras seis años de construcción.

El primer Palacio de Gobierno de los bolivianos fue edificado en Sucre, la capital política de Bolivia. De 1825 a 1900 la sede del gobierno nacional fue Sucre. Tras una guerra civil entre paceños y chuquisaqueños se trasladó a La Paz. . (DPA

Comentarios