Bragueta y no “alzapón”

Furia de un padre ante el pantalón moderno

22 Jun 2018 Por Carlos Páez de la Torre H
1

EL CORONEL JOSÉ MOLDES. El salteño escandalizó a su progenitor, cuando llegó vestido a la moda española en 1810.

Según los imprecisos datos de las obras de referencia, antes de la actual bragueta o cartera de los pantalones masculinos se usaba, en la parte delantera de los mismos, una pieza de tela llamada “alzapón”. Ella sobrevive hoy, dicen, sólo en algunos trajes históricos de los charros mexicanos.

En la primera de sus coloridas “Tradiciones” (1923), Bernardo Frías incluye una anécdota vinculada con ese arcaico aditamento. La protagoniza el coronel salteño José Moldes. Como se sabe, era Moldes un oficial formado con esmero en España, quien volvió a su patria en 1810 y actuó destacadamente en la batalla de Tucumán de 1812. Manuel Belgrano le tenía gran estima: tanta, que lo nombró inspector general del Ejército del Norte. Pero debió revocar esa designación, por la gran antipatía que el inspector suscitaba en los oficiales.

Por cierto que Moldes había regresado de la península vestido a la moda europea. Esta había suprimido el incómodo “alzapón”, reemplazándolo por la bragueta con botones. Ataviado de esa manera, se presentó en Salta a saludar a su progenitor, cuyo mismo nombre llevaba. Ocurrió que Moldes padre montó en cólera. Consideró que era una total insolencia presentarse con esos pantalones modernos, y le ordenó que se pusiera los provistos de “alzapón”.Moldes argumentó que esa era la moda, y la indignación del progenitor fue creciendo. A tal extremo que, narra Frías, “el viejo Moldes le asentó la palma con cinco dedos en la mejilla izquierda”. El hijo, de 25 años por entonces, tenía una personalidad enérgica y un coraje a toda prueba. A pesar de eso, aguantó en silencio el bofetón. Narra Frías que, “si se sometió al dolor por respeto al autor de sus días, se fue también con la insolencia de sus pantalones, sin ceder una puntada”.

Comentarios