Un cura le dio una cachetada a un bebé en pleno bautismo porque no dejaba de llorar

El video que muestra la insólita reacción del religioso se viralizó en internet.

21 Jun 2018
Un hecho insólito se registró durante un bautismo en las Islas Martinica y Guadalupe, colonias francesas del Caribe.
En medio de la ceremonia, un sacerdote le pegó una cachetada a un bebé porque lloraba mucho. Todo quedó filmado por una de las personas invitadas al bautismo.
Los padres del menor quedaron sorprendidos por la reacción del religioso y luego se generó un clima de tensión. Pese a las disculpas del sacerdote, el padre del pequeño le sacó a su hijo de los brazos.
El episodio ocurrió en Francia, pero se desconoce en qué ciudad. Según difundió el Daily Mail, los padres del pequeño debieron intervenir ante la violencia del clérigo.
En el video se ve cómo el cura pierde la paciencia ante el insistente llanto del bebé y le propina un golpe fuerte en el rostro ante la mirada atónita de todos los que participaban de la ceremonia.
Las imágenes muestran que el pequeño no estaba disfrutando del rito y lloraba desconsoladamente. El cura, nervioso, eleva la voz para seguir con su discurso, pero se molesta cuando la angustia del bebé lo interrumpe constantemente.
Primero intenta calmarlo con la voz, pero su nivel de nerviosismo aumenta, y lo toma de la cabeza con firmeza y brusquedad.
Cuando ve que con sus palabras no logra que el llanto desaparezca, le da una violenta bofetada en el rostro. El ruido seco de la palma de la mano del cura impactando en el pequeño rostro conmocionó a todos los presentes y dejó estupefactos a sus padres, que tardaron en reaccionar.
No contento con haberle pegado, el cura siguió sosteniendo con rudeza la cabeza del pequeño hasta que el padre reacciona y se lo quita de los brazos.

La increíble reacción de un sacerdote en plena ceremonia de bautismo fue filmada por uno de los presentes, quien compartió el video en las redes sociales y las imágenes dieron la vuelta al mundo.

Según publicaron varios medios, la escena tuvo lugar en las Islas Martinica y Guadalupe, colonias francesas del Caribe.

En la filmación puede verse una ceremonia de bautismo que no podía desarrollarse con tranquilidad porque el bebé no paraba de llorar a gritos.

En un momento se observa que el sacerdote se acerca al pequeño y, como no se callaba, le pega una cachetada.

Los padres del bebé quedaron sorprendidos ante la reacción del religioso y se lo quitaron de los brazos.

Comentarios