"Perdón hija por no haberte cuidado", expresó la mamá de Nahir Galarza

La mujer declaró en el juicio y dijo que su hija sufría violencia de género.

21 Jun 2018
2

EN TRIBUNALES. Nahir llegando a una de las audiencias. FOTOS/CLARÍN

"Perdón hija por no haberte cuidado", expresó la mamá de Nahir Galarza
Yamina Kroh, la madre de Nahir Galarza, declaró en el juicio que se sigue en Gualeguaychú contra de la jovencita por el asesinato de Fernando Pastorizzo. A lo largo de su testimonio, la mujer lloró y se refirió a la supuesta violencia de género que sufría su hija.
"Perdón hija por no haberte cuidado", enfatizó la mujer, entre lágrimas, ante el tribunal. 
Además, aseguró que advirtió un raspón en la pierna de su hija, el mismo que observó el forense Marcelo Benetti, que analizó a Nahir días después del crimen, así como un supuesto mordisco en la mano de su hija "que le rompió un anillo" y que la jovencita le atribuyó a Pastorizzo, una lesión que no se refleja en ningún otro testimonio en el juicio.
La madre de Nahir, ex agente de policía, entró en una aparente contradicción. Afirmó que su hija le había pedido que no denuncie a su ex porque temía la reacción de su padre, el oficial principal Marcelo Galarza, "con el carácter que tiene", pero casi al final de su relato admitió entre gritos y llantos que ella misma pidió a su hija que no hiciera ninguna denuncia tras ver el raspón en la pierna. "Yo le dije que no dijera nada", lanzó ante el tribunal.
Además, Kroh aseveró que nunca vio al joven en su casa y que su hija nunca lo presentó como novio, a pesar de que los Galarza llevaron de viaje a Pastorizzo a Brasil en el verano de 2016. También afirmó que en diciembre del año pasado el joven asesinado llamó "87 veces" al teléfono de su hija.

Yamina Kroh, la madre de Nahir Galarza, declaró en el juicio que se sigue en Gualeguaychú contra de la jovencita por el asesinato de Fernando Pastorizzo. A lo largo de su testimonio, la mujer lloró y se refirió a la supuesta violencia de género que sufría su hija.

"Perdón hija por no haberte cuidado", enfatizó la mujer, entre lágrimas, ante el tribunal. 

Luego aseguró que vio un raspón en la pierna de su hija, el mismo que observó el forense Marcelo Benetti, quien analizó a Nahir días después del crimen, así como un supuesto mordisco en la mano de su hija "que le rompió un anillo" y que la jovencita le atribuyó a Pastorizzo, publicó Infobae.

En un momento la mujer, que es ex agente de policía, entró en una aparente contradicción. Afirmó que su hija le había pedido que no denuncie a Pastorizzo porque temía por la reacción de su padre, el oficial principal Marcelo Galarza, "por el carácter que tiene".

Pero casi al final de su relato admitió entre gritos y llantos que ella misma le pidió a su hija que no hiciera ninguna denuncia tras ver el raspón en la pierna. "Yo le dije que no dijera nada", reconoció.

Kroh aseveró que nunca vio a Pastorizzo en su casa y que su hija nunca lo presentó como novio, a pesar de que los Galarza lo llevaron de viaje a Brasil en el verano de 2016.

También contó que una vez encontró 87 llamadas perdidas de Pastorizzo en el teléfono de su hija.

Comentarios