Cedió Trump y puso fin al escándalo de los niños migrantes separados de sus padres

El presidente estadounidense flexibilizó las normas migratorias por intermedio de un decreto, que firmó esta tarde.

20 Jun 2018
1

FOTO TOMADA DE ELCOMERCIO.PE

WASHINGTON, Estados Unidos.- El presidente estadounidense, Donald Trump, decidió dar marcha atrás con su política de separar a las familias migrantes ante el escándalo que generó ver a niños enjaulados en campos de reclusión instalados en el sur del país.

A través de un decreto que firmó esta tarde, el mandatario flexibilizó las normas y permite que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres indocumentados se queden con ellos en los centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo.

"No me gustó ver a las familias separadas", dijo el mandatario en la ceremonia de firma del decreto, después de anunciar más temprano, en un dramático cambio en su discurso, que iba a poner fin a esta controvertida práctica.

La orden ejecutiva, no obstante, no pone fin al procesamiento criminal de quien entra ilegalmente en el país, según dijo el propio Trump al estampar su firma en el Despacho Oval, acompañado por el vicepresidente Mike Pence y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirtsjen Nielsen.

"Mantenemos a las familias juntas, pero a la vez mantenemos la frontera fuerte", dijo Trump. "No nos gusta ver a familias separadas pero a la vez no nos gusta ver entrar ilegalmente a gente", agregó.

Cerca de 2.300 niños -según cifras oficiales- han sido separados desde el 19 de abril de sus progenitores, procesados con cargos criminales y enviados a centros carcelarios. El objetivo de esas separaciones era desincentivar la llegada de inmigración ilegal.

Comentarios