Por la atención a jubilados, el PAMI ya le debe $ 310 millones a la Provincia

El monto que reclama el Gobierno se suma a los $108 millones de atraso que registra un programa sanitario. En el Ministerio que conduce Chahla advierten que los retrasos de la obra social de los jubilados se remontan a 2009.

20 Jun 2018
1

SIN CONVENIO. Entre la Provincia y el PAMI había un acuerdo hasta 2017; desde entonces, el Siprosa se maneja como con cualquier otra obra social. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso (archivo)

Los reclamos por deudas del Ministerio de Salud de la provincia a la Nación no son sólo por los programas de medicamentos: la cartera encabezada por Rossana Chahla le demanda una deuda de $ 310 millones al Programa de Atención Médica Integral (PAMI), la obra social de jubilados y pensionados.

“Estamos muy preocupados por la situación. Atendemos a muchísima gente de PAMI en el sistema de salud, y por los retrasos del recupero llevamos una deuda de más de $ 300 millones. No es lo mismo esa cifra hace seis meses que ahora. Son fondos que nos desfinancian el sistema y, no quiero justificarme, pero podríamos haber crecido más como sistema de salud”, explicó a LA GACETA Chahla.

El pasivo del PAMI se suma a la deuda que la cartera provincial de Salud reclama también a Nación por el programa Incluir Salud, ex Programa Federal de Salud o Profe, que alcanza $ 108 millones. Esa deuda se generó por el atraso en la actualización de la cápita mensual que abona el Estado nacional: la Provincia suple con fondos propios para mantener las prestaciones y desde la Agencia Nacional de Discapacidad no reintegran los fondos.

Protestas a la Nación

La deuda que el ministerio que encabeza Chahla reclama a Nación alcanza los $ 310,6 millones hasta el 30 de abril. La falta de pagos se generó en noviembre de 2009. Funcionarios de esa cartera informaron a este diario que el convenio que existía con el PAMI y la Provincia cayó, por lo que desde marzo del año pasado las facturaciones al PAMI reciben el mismo camino administrativo que las demás obras sociales.

“Estamos muy preocupados con esta situación que se viene presentando hace mucho tiempo”, continuó Chahla. Desde el ministerio informaron que la cifra está desactualizada, porque las prestaciones se facturan a valores del nomenclador de 2015, último año en que se actualizó.

La deuda debería ser mayor si se la calculara a valores reales. “También nos preocupa mucho la situación con el Incluir Salud, porque ahora hay $4 millones en Economía de Nación que no nos llegan. Esto se hace una bola de nieve porque cubrimos con fondos propios prestaciones, pero Nación no nos devuelve. No tenemos la partida presupuestaria destinada para esto, se debe resolver cuando se plantea el presupuesto. Por eso tenemos que desfinanciar otras partidas y programas, proyectos, para poder disponer el dinero para no dejar a la gente sin respuestas”, recriminó la funcionaria del gabinete del gobernador Juan Manzur.

El programa Incluir Salud (ex Profe), comenzó a mediados de los 90 con el objetivo de que los grupos más vulnerables tengan garantizada la cobertura de salud. Incluye a discapacitados, madres con más de siete hijos, veteranos de la guerra de Malvinas y mayores de 70 años que no tienen obra social. “El problema es de financiamiento: la cápita que la Nación envía por mes, casi $ 12,5 millones, no se actualiza desde noviembre. La devaluación desde noviembre es de casi el 50%. Los medicamentos biológicos, aquellos para enfermedades oncológicas y crónicas, son importados y sus precios se mueven al ritmo del dólar.

“No nos aumentaron la cápita, la Provincia se hace cargo de los mayores costos y no nos reintegran los fondos: así se formó esta deuda de $ 108 millones”, había informado Daniel Abad, director del programa Incluir Salud en la provincia.

Para el funcionario provincial la deuda formaba parte de las medidas de recorte de fondos públicos del macrismo: “entendemos que es un ajuste porque no hay una razón para que Nación no reintegre los fondos con los que la Provincia suple el incremento de medicamentos e insumos”.

“En el Incluir Salud hay dos inconvenientes: el reintegro de los fondos y la cápita mensual, porque de los $ 12 millones mensuales que deberían mandar llegan uno, dos o tres millones”, disparó Chahla.

Entre la deuda por el PAMI e Incluir Salud, el Ministerio de Salud provincial le exige a la Nación un pasivo de $ 418 millones.

Comentarios