La “nueva” Junta Electoral, el punto de acercamiento

Los opositores, entre quejas y expectativas.

16 Jun 2018

La propuesta firmada por 14 legisladores del oficialismo para modificar la conformación y las características de la Junta Electoral Provincial (JEP) sorprendió a los bloques de la oposición.

Más allá de las distintas lecturas preliminares, representantes de la Unión Cívica Radical (UCR), de Nueva Fuerza (NF) y del PRO reivindicaron los sistemas que propusieron en los diferentes proyectos de ley elevados en el marco del proceso para la reforma política.

El legislador Fernando Valdez, titular de la comisión de Derechos Humanos, recordó que, junto a sus pares Ariel García y Raúl Albarracín, planteó un esquema alternativo al vigente, consistente en la creación de un Juzgado Electoral -y de una Fiscalía Electoral- integrada tras el proceso de selección del Consejo Asesor de la Magistratura. De todas maneras, se mostró optimista por la “admisión” de parte del oficialismo con respecto a que se debe revisar la actual Junta.

El radical Eudoro Aráoz, de Cambiemos, expresó severas críticas hacia la iniciativa oficialista. “Es un verdadero esperpento. En un maquillaje al sistema devaluado de control de las elecciones que tenemos. Es cambiar algo para que no cambie nada”, advirtió el ex presidente del Colegio de Abogados. De hecho, según Aráoz, el sistema propuesto por el PJ es “peor que el anterior”. “Ahora serán los amigos del poder, puestos por el mismísimo poder, los que decidirán sobre la transparencia en los procesos electorales. Tucumán seguirá teniendo un sistema electoral corrupto, que le garantice su continuidad al oficialismo”, añadió Aráoz. El radical planteó luego su postura sobre la Junta Electoral. “Queremos jueces independientes, que controlen los procesos electorales. No amigos bien pagados y subordinados al poder”, señaló.

Claudio Viña (Nueva Fuerza) cuestionó que el bloque del PJ, en lugar de hacer una sola reforma, “vaya poniendo parches de a uno” al sistema electoral. “En cuanto al proyecto de la nueva Junta, entiendo que es un avance con respecto a la inaceptable composición actual, pero deja mucho que desear en sus aspectos técnicos”, interpretó el dirigente afín a Cambiemos. Destacó la iniciativa aportada por la alianza opositora, y consideró errado el mecanismo de designación previsto en la propuesta del PJ. “Se debería seguir el procedimiento de cualquier juez, previo paso por el CAM. Es inaceptable que este nuevo organismo tenga jueces cuya ley de creación ya los define como oficialistas u opositores”, añadió.

Alberto Colombres Garmendia, del PRO-Cambiemos, recalcó que su espacio planteó “otra cosa”. “Ellos (el oficialismo) presentaron algo donde tiene representación la oposición; sobre eso vamos a conversar y ver si podemos sacar algo por unanimidad. Me parece que es mejor que lo que hay actualmente; después deberemos discutir el carácter de esos jueces, por ejemplo. El sistema de selección, también. Son temas a debatir. Por ahí la brecha no es tan grande y se puede llegar a un consenso”, aseveró.

Con cinco vocales

El miércoles, a partir de un proyecto firmado por 14 integrantes del bloque PJ-Tucumán Crece, comenzó el debate formal sobre el diseño de la Junta Electoral Provincial. En lugar de los tres miembros originales -presidente de la Corte Suprema, vicegobernador y fiscal de Estado-, el peronismo apunta a integrar el órgano electoral con cinco vocales. De ese total, tres serán propuestos por la mayoría parlamentaria y dos, por la minoría; luego, serán designados por el titular del Poder Ejecutivo -cargo que ocupa Juan Luis Manzur-, con acuerdo de la Legislatura.

El quinteto escogerá su propio presidente y estará equiparado en haberes y estabilidad a los jueces de la Corte tucumana. A la vez, todos los miembros deberán cumplir con al menos cuatro requisitos para poder llegar a la Junta Electoral: un mínimo de edad de 40 años, título de abogado y 15 años de ejercicio profesional (se computa la actividad privada y el ejercicio de cargos públicos).

Comentarios