La helada afectaría el rendimiento azucarero

En momentos en que el sector cañero en su conjunto, productores e industriales, avanza con la zafra azucarera 2018 trabajando a full en los frentes de cosecha, se registró ayer la primera helada del ciclo. Los técnicos e investigadores evaluarán los efectos que tuvieron las bajas temperaturas en el cultivo, pero estiman que habrá bajas en el rinde.

16 Jun 2018
1

El sector azucarero tucumano ya comenzó a full con la actual zafra azucarera (casi la totalidad de los ingenios están trabajando), que presenta ciertos condimentos que deben ser tenidos en cuenta para poder saber cómo podrá desarrollarse en el transcurso de este año, sobre todo después de la primera helada que se registró ayer viernes en todo el territorio provincial, con afectaciones a los cañaverales que deben ser analizados y mensurados (La foto pertenece a Nicolás Iramain, empresario del sector).

Es necesario comentar esto, ya que días atrás la Estación Obispo Colombres (Eeaoc) informó sobre un estudio elaborado por la sección Sensores Remotos y SIG del área Caña de Azúcar de ese Centro de Investigación, a través del relevamiento realizado entre enero y mayo, en base a información terrestre e imágenes satelitales Landsat 8 OLI y Sentinel 2A y 2B MSI, con el fin de estimar la superficie cosechable y los volúmenes de caña y de azúcar para esta zafra. Dijo que, de no mediar problemas climáticos, en esta zafra se cosecharán 14,6 millones de toneladas de materia prima, con un rendimiento fabril del 10,9% y una producción de azúcar estimada en 1,59 millón de toneladas. Todo esto considerando que exista una buena maduración, que su proceso continúe y que no haya heladas.

Después de ayer, que amaneció con un manto blanco de hielo en casi toda la superficie de los campos de la provincia, la helada dijo presente con temperaturas registradas que van desde los -2,1°C a -3,3 °C de acuerdo a la zona y con temperaturas aún más bajas en la zona sur de la provincia.

En el informe elaborado por la Eeaoc, también se estima que puede pasar en otros escenarios y afirma que, si se registra una maduración intermedia, con heladas moderadas o abundancia de lluvias, el rendimiento fabril podría ser de 10,3%, con una estimación de 1,47 millón de toneladas de azúcar y un volumen de materia prima de 14,27 millones de tn.

El tercer escenario más crítico, si es que son malas las condiciones para la maduración, con heladas severas y problemas en el desarrollo de la zafra, señala que el rendimiento estará en un 9,7%, en un nivel de materia prima de 13,8 millones de toneladas y 1,3 millón de toneladas de azúcar estimada.

Con estos datos podría decirse que la zafra no debería tener problemas de sobre oferta de azúcar y que los precios en el mercado interno, que marca de alguna manera el estado de situación del sector cañero y azucarero local, no debería sufrir sofocones.

Esta zafra 2018

Este es un año podría decirse bastante especial, porque se viene de una campaña pasada que fue nuevamente estable y muy mejorada en cuestiones como el precio de azúcar, siempre tomando en cuenta la campañas anteriores que veníamos con precios totalmente de quebranto. Esta campaña se inicia con precios relativamente satisfactorios para todos, (Estos días con leve baja), en lo que respeta al mercado interno debido a un trabajo integrado que se hizo desde el mismo sector productivo acompañado, por el estado provincial y nacional, que trabajaron para lograr, a través de controles de molienda y retenciones de azúcar, tener un mercado estable y que, por ende, el precio se mantenga equilibrado. La campaña azucarera empezó con su pie derecho adelante -hasta ayer que heló-, en lo referido a cuestiones de mercado, que permitió, en general, que todo el sector, industriales y cañeros, pudieran por lo menos tener cierta capacidad económica que les permitió arrancar la zafra más tranquilos que años anteriores.

Lo real es que la zafra comenzó, los precios del mercado están algo estables y podrán mantenerse así, o incluso mejorar, siempre y cuando los factores que conforman la actividad cumplan con las disposiciones que surgen del Ipaat (Instituto de Promoción del Azúcar y el Alcohol de Tucumán), conducido por el sector privado, y el Estado provincial y con la Mesa Sucroalcoholera. Los compromisos de mantener un mercado interno equilibrado, de cumplir con exportar los excedentes y suministrar alcohol a las petroleras, para la mezcla con las naftas, de acuerdo a lo dispuesto por los órganos de control, son primordiales y fundamentales para que la campaña continúe con normalidad y sin sobresaltos, a pesar de los factores que se vienen dando en cuanto al clima. La zafra está lanzada y el rol del Estado, más el sector privado, hará que este año la campaña pueda seguir por aguas tranquilas y desarrollarse con normalidad. Hoy la industria azucarera de Tucumán, que genera el mayor derrame de riqueza para la población, plantea el desafío de mantenerla en cauces normales sin problemas de sobre stock, faltantes de azúcar o alcohol y un precio competitivo para todos. Es fundamental para pasar un año tranquilo a pesar del frío.

Comentarios