De los tres senadores tucumanos, sólo la radical adelantó su rechazo al aborto legal

Elías de Pérez rechazó el proyecto que fue aprobado en Diputados y advirtió que podría ser inconstitucional. El ex gobernador Alperovich no adelantó su posición. En Diputados, Mirkin había firmado en 2012 un proyecto sobre aborto legal

15 Jun 2018

Con la media sanción al proyecto de Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE) en la Cámara de Diputados, el foco se posó en el Senado. Como con los tucumanos de la Cámara Baja, los senadores comprovincianos también votarían de manera dividida la iniciativa de legalización del aborto: los peronistas Beatriz Mirkin y José Alperovich votarían a favor, mientras que la radical Silvia Elías de Pérez votará en contra.

Miembros del círculo de Alperovich informaron que aún no dará su opinión. El presidente de la bancada Argentina Federal, (que integran el ex gobernador y Mirkin), Miguel Pichetto, adelantó ayer su apoyo. También desde el Frente para Victoria informaron que votarían a favor. “El bloque del FPV-PJ informa que, en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados, atendiendo una demanda de la sociedad que se ha expresado masivamente través de los Colectivos de Mujeres”, difundieron en las redes junto a una foto Cristina Fernández.

En el entorno del ex gobernador hay simpatizantes de la Campaña por el Aborto Legal: su hija Sara Alperovich, directora de la Juventud provincial, publicó numerosas fotos en las redes sociales posando con el pañuelo verde, insignia de la campaña por la despenalización. La esposa del senador y presidenta del PJ local, Beatriz Rojkés, organizó hace un mes charlas en la provincia del ex ministro de Salud Ginés González García, sobre los beneficios del proyecto de IVE.

Mirkin votaría a favor del proyecto. A principios de 2012, mientras ocupaba una banca como diputada, fue cofirmante de un proyecto de despenalización del aborto (hasta la 12° semana de gestación). El expediente 1218-D-2012 había sido impulsado con casi 60 firmas de diputados en ese año.

La radical Elías de Pérez, en cambio, manifestó su oposición al proyecto en debate y sostuvo que tenía vicios de constitucionalidad. “Es un proyecto altamente discriminatorio porque discrimina a una persona de otra por ser deseada o no. El deseado tiene todos los derechos y le ponemos nombre. Ahora, si no es deseado, no tiene derecho a vivir”, planteó la senadora. Y agregó: “la iniciativa pierde de vista el bien jurídico primero a proteger. Nadie puede acabar con la vida de otro. Además se dan paradojas, porque en nuestro país solamente el 42% de las Maternidades son seguras. Es decir, sólo en el 42% de lugares las mujeres argentinas pueden tener su bebé con el personal, la neonatología y el material necesario para llevar adelante el parto. Tenemos que comenzar a destinar recursos para que los argentinos nazcan con seguridad”.

La senadora radical también empleó como argumento la cantidad de muertes de mujeres registradas en los últimos años, en comparación con otras causales. “Hubo 31 muertes maternas por aborto en el último año con registros, y sin ninguna duda todas las muertes deben ser evitadas. Son muertes preocupantes, pero que no es nada frente a las numerosas mujeres que se mueren por cáncer de colon, por falta de nutrición y por otras causales; entonces no estamos en la emergencia que se dice. La solución está antes en la prevención. Que las mujeres puedan planificar su familia y su vida, pero cuando ya hay un tercero en el tema, el niño ya está en el seno materno, la cuestión cambia”, finalizó.

Comentarios