Cinco siglos en cinco pequeñas sinfonías, es la propuesta de la Orquesta Sinfónica

Estrena su Chamber Symphony, compuesta especialmente por Jeff Manookian.

15 Jun 2018
1

DIDÁCTICO. Buffo propone recorrer la evolución del género clásico. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO (ARCHIVO).

HOY

• A las 22, en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez). Entradas 2 x 1 con Club La Gaceta.

La Orquesta Sinfónica de la UNT, que dirige Roberto Buffo, propone para esta noche un concierto que ha llamado “Historia de la sinfonía”, porque sus músicos interpretarán una sinfonía de cada siglo, del XVII al XXI. El invitado especial es Jeff Manookian, como compositor y como director, y los solistas serán los de la orquesta: Rubén Nieva en trompeta, Carlos del Lungo en violín, Carla Aguilera en violoncello, Natalia Vies en oboe y Walter Giglio en fagot.

La más antigua es Sinfonía en Re Mayor para trompeta, de Giuseppe Torelli, también llamada Concierto, y estará a cargo de Nieva en el solo. La batuta será conducida por Buffo, así como en la Sinfonía Concertante en Si bemol, de Josep Haydn, con Del Lungo, Aguilera, Vies y Giglio.

“No se indentifica como concierto porque cada instrumento tiene una participación solista corta; es como si fuera una sinfonía con solos. Se considera el cuarteto como un solista, más que cada músico en sí. Era un género que estaba de moda en la época de Haydn, a fines del siglo XVIII. Haydn le ponía nombre a cada movimiento y la llamó su pequeña sinfonía. Es una obra de 15 minutos”, explica el director. Luego tomará la batuta Jeff Manookian: dirigirá la Sinfonía de Cámara N° 5 de Darius Milhaud (1892-1974), una obra que data del siglo XX.

El compositor francés escribió seis sinfonías de cámara en los años 20, que son muy ejecutadas y muy conocidas, sobre todo porque son sinfonías breves, de cinco o seis minutos. “Es muy peculiar, y bordea la atonalidad. Casa instrumento toca en una tonalidad distinta; es una obra experimental”, explica Buffo, y resalta que, salvo la obra de Haydn, todas las otras se estrenan en Tucumán.

El romanticismo del siglo XIX sonará con Robert Schumann y su Obertura, scherzo y final op. 52. que es una sinfonía sin movimiento lento.

Premiere

Manookian también dirigirá en primera audición su Chamber Symphony, que compuso especialmente para la Sinfónica y para Buffo, a propósito de la celebración del 70 aniversario de la orquesta.

“Es una obra muy del estilo de Manookian, escrita para instrumentos de viento solos, como flauta, oboe, clarinete, fagot y corno, más piano y cuerdas, sin percusión -describe Buffo-. Tiene cuatro movimientos cortos. Manookian es un típico posmodernista, que compone en una pantonalidad: está en el medio; siempre hay un punto tonal al cual se llega indefectiblemente, y es una obra muy fresca”.


Comentarios