De confirmarse que la mujer habría cometido un filicidio en Alberdi, sería el tercero en siete meses

La Policía encontró el cuerpo de una recién nacida en el interior del ropero de la sospechosa. Los otros dos casos que conmovieron a Tucumán.

13 Jun 2018
1

LA GACETA / ARCHIVO

La Jusitica investiga si hubo un ficilicio en Escaba de Abajo, en Alberdi. La Policía sospecha que una mujer de 31 años habría matado a su hija recién nacida. La trabajadora rural informó que ella habría sufrido un aborto espontáneo.

El fiscal Miguel Varela, que también atendió el caso del doble filicidio de San José de La Cocha, espera el informe de la autopsia para determinar si realmente hubo un homicidio. Mientras tanto, la mujer se encuentra internada en el hospital de Concepción con custodia policial.

De confirmarse que fue así sería el tercero en siete meses.

Caso 1

La obstetra Nadia Fucilieri espera ser enjuiciada por el homicidio de sus hijos de cuatro y dos años



El miércoles 4 de octubre pasado, un pariente encontró a Nadia Fucilieri en estado de shock y a sus hijos Marcelino (4) y a Pía (2) en un cuarto sin vida. La acusada de doble homicidio agravado por el vínculo estaba separada de su esposo y habría tomado esta decisión para vengarse de él.

La obstetra y Aldo Martínez se había separado en enero de 2017 cuando la mujer consiguió que un juez penal dictara una prohibición de acercamiento en contra de su ex. Desde ese entonces, el papá de los niños no pudo volver a ver a los pequeños.

El fiscal Diego López Ávila ordenó que fuera tratada y después de dos semanas de estar internada en el Hospicio del Carmen fue dada de alta. El investigador, al recibir el informe de los médicos que la atendieron, decidió imputarle el doble crimen.

Al recibir los informes de las pericias, decidió elevar la causa a juicio. Hasta el momento no se fijó la fecha del debate.

Caso 2

Una joven y su ex pareja continúan detenidos al estar acusados del doble crimen de dos niños




El 1 de mayo, en San José de La Cocha, se produjo un hecho que conmocionó a todos los tucumanos. María José Álvarez, de 20 años, les habría quitado la vida a sus hijos Máximo Gómez, de siete meses, y Nicol Álvarez, de 3 años. A ambos los habría asfixiado utilizando al parecer una almohada.

Luego intentó suicidarse arrojándose desde el techo de su casa. Posteriormente, la principal sospechosa habría asegurado en su declaración como imputada que para cometer el homicidio de sus hijos habría recibido ayuda de un hombre, quien era su ex pareja. A raíz de esa situación, el fiscal Miguel Varela ordenó la aprehensión del sospechoso, que era el padre de la pequeña.

Los móviles aún no están claros, pero se sospecha que los menores podrían haber generado problemas en la relación y que por eso los habrían asesinado. La Justicia les dictó la prisión preventiva por seis meses a los sospechosos.

Comentarios