Un juez ordenó que se libere a un hijo de un sindicalista acusado de un crimen

La fiscalía había solicitado que se le dicte prisión preventiva por 12 meses. Segundo fallo favorable que recibe en menos de seis meses.

12 Jun 2018
1

Javier Molina fue asesinado en mayo pasado. ARCHIVO

El hijo del sindicalista que fue acusado del crimen de un joven esperará en libertad ser enjuiciado por el hecho, ya que el juez que interviene en el caso no aceptó el pedido de prisión preventiva por 12 meses que solicitó la fiscala María del Carme Reuter.

Javier Molina murió el 5 de mayo después de haber recibido una puñalada en el pecho durante una pelea que se produjo en una reunión social. Por el caso fue detenido Ariel Fernando Paéz, hijo de un encumbrado dirigente del Sindicato de Empleados y Obreros del Comercio (Seoc).

Quién era Javier Molina, el joven que habría sido asesinado por el hijo de un gremialista del SEOC

Páez, de 38 años, tiene antecedentes por violencia. Según las fuentes consultadas, registra al menos cuatro denuncias por amenazas, en 2017. Aunque el fiscal Washington Navarro Dávila solicitó en una de esas causas la prisión preventiva en contra del acusado, el pedido fue rechazado por el Juzgado III, a cargo de Juan Francisco Pisa, quien además ordenó que fuera liberado.

El último de los casos data de diciembre pasado. La denuncia fue radicada por la ex pareja de Páez en la Fiscalía IX, subrogada por Navarro Dávila. Según consta en el expediente, en la madrugada del domingo 3 de diciembre, Páez se presentó en casa de su ex “con intención de cumplir con los daños a la integridad física de la víctima conforme a las amenazas realizadas el día anterior”.


Por el homicidio, ocurrido cinco meses después de haber quedado en libertad por la causa de violencia de género, la fiscala Reuter había sumado los indicios suficientes para acusarlo de homicidio. Por ese motivo, pidió que se le dictara 12 meses de prisión preventiva, planteo que fue rechazado por un juez de instrucción.

Comentarios