Los militares Bringas

La importante actuación de dos tucumanos

11 Jun 2018
1

SOBREVIVIENTES DE RODEO DEL MEDIO. Entre ellos estaba Ignacio Bringas. En el cuadro de Benjamín F. Rawson, aparece Sarmiento auxiliándolos en la huida a Chile.

Nacido en Tucumán, Ignacio Bringas se alistó desde muy joven en el ejército. En 1825 era capitán. Fiel lugarteniente de Gregorio Aráoz de La Madrid, luchó en el combate de El Rincón, comandando un cuerpo de cívicos y acompañó a su jefe a Bolivia y a Buenos Aires. En 1836 era sargento mayor y en 1841, teniente coronel. Ese último año, con La Madrid, hizo la campaña unitaria de Cuyo, que tuvo dramático fin en Rodeo del Medio. Emigraron juntos a Chile. Murió luchando valerosamente contra las fuerzas rosistas en la batalla de Rumi Huasi, el 28 de julio de 1842.

De su matrimonio con Candelaria Ruiz Huidobro, el coronel tuvo, entre otros hijos, a Exequias Bringas, nacido también en Tucumán, en 1839. Este se radicó en La Rioja. Fue jefe político de la ciudad y estuvo entre quienes la defendieron durante el sitio del caudillo Juan Gregorio Puebla. En 1864 fue elegido diputado. Se alistó al mando del coronel Julio Campos y, tras actuar en el combate de Pango, cooperó con aquel jefe en la organización del contingente riojano que partió a la Guerra del Paraguay. Tenía grado de sargento mayor del batallón 1 de infantería de la Guardia Nacional. Fue jefe de Policía de La Rioja y peleó, al mando de Antonino Taboada, en la batalla de Pozo de Vargas de 1867, donde fue derrotado Felipe Varela.

Esto además de haber participado en numerosas acciones contra las montoneras de Elizondo y Santos Guayama, tanto en La Rioja como en Catamarca.

En 1869, era teniente coronel. Posteriormente fue inspector y comandante de armas de esa provincia. En la revolución de 1874, operó en San Juan a las órdenes de Julio Argentino Roca. Fue jefe del Regimiento de Dragones y, desde 1887 hasta 1895, diputado a la legislatura. Falleció repentinamente en La Rioja, el 12 de octubre de 1896. Son datos del historiador Vicente Osvaldo Cutolo.

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios