Pansexuales: “no necesito identificarme como chico o chica”

10 Jun 2018
1

SEXUALMENTE HABLANDO

INÉS PÁEZ DE LA TORRE

PISCÓLOGA

“El término “pansexual” se emplea para definir a las personas que sienten atracción romántica y/o sexual hacia otros individuos, independientemente de su género y/o sexo. Es decir que pueden establecer relaciones amorosas y eróticas con mujeres, hombres, transexuales, travestis, intersexuales, etc.

Etimológicamente, el prefijo “pan” proviene del griego y significa “todo”. La otra parte del vocablo -“sexualidad”- hace referencia aquí a la orientación sexual. Aunque su significado se fue transformando, la palabra deriva en realidad del concepto “pansexualismo”, utilizado originalmente a principios del siglo XX por los críticos de Sigmund Freud y sus teorías, quienes así lo etiquetaban, por considerar –erróneamente- que el padre del psicoanálisis reducía todo al sexo.

Minimizar el género

Los pansexuales son capaces de vincularse íntimamente con cualquier ser humano, ya que no le otorgan importancia a las cuestiones relativas al género y al sexo. Al revés: su postura minimiza la necesidad de estas clasificaciones. Y aquí radica su diferencia con los bisexuales, quienes, si bien pueden mantener relaciones con hombres o mujeres, no dejan de reconocer la relevancia del género.

Orientaciones

De hecho en todas las orientaciones sexuales –heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad- el género determina hacia quién se dirige el deseo. Para los pansexuales, en cambio, este tema no tiene ningún peso en la atracción. Consideran que son la forma de ser, el sentido del humor, la inteligencia, el carisma, la belleza interior, etc., los rasgos que los enamoran… sin importar en quién estén encarnados.

Miley Cyrus, cantante y actriz estadounidense, es una de las figuras más representativas e icónicas de esta orientación sexual. Al respecto, ha declarado: “estoy abierta a todo aquello que conlleve consentimiento y que no involucre a un animal y siempre y cuando todos sean mayores de edad. Todo lo que sea legal, me parece bien. Vamos, estoy de acuerdo en intentarlo con cualquier adulto, cualquier persona mayor de 18 años que quiera amarme. No me identifico como chico o chica y no necesito que mi pareja se identifique como chico o chica”.

Comentarios