Dos baqueanos cobrarían $100.000 por encontrar a Chipolari

1

ARCHIVO

El fiscal López Ávila pedirá exámenes psiquiátricos para el taxista y así establecer si está en condiciones de manejar.

08 Jun 2018

"En principio el dinero será para los dos baqueanos que lo encontraron. Hasta el momento no surgió nada extraño para que no la pudieran cobrar esa cifra”, comentó el fiscal Diego López Ávila al explicar sobre si era factible que cobren la recompensa las personas que hallaron con vida a Adán Chipolari esta tarde.

El taxista desapareció el 17 de mayo. Los investigadores encontraron el vehículo con el que trabaja abandonado en un cañaveral. Les llamó la atención que, además de faltarles algunos elementos del taxi, encontraron el calzado y las medias que tenía puestas la última vez que lo habían visto.

Pese al silencio de la familia, en la Justicia se estableció que Chipolari sufría de trastornos psiquiátricos. Aclararon que esta era la cuarta vez que se había extraviado. En todas esas oportunidades, desaparecía cuando había dejado de tomar la medicación que le habían recetado y se lanzaba a caminar descalzo. Ya lo habían encontrado en El Mollar, Villa Nougués y Trancas.

Darío Montero, intendente bandeño, por la conmoción que había generado, decidió otorgar una recompensa de $100.000 a la persona que brinde datos para poder encontrar al desaparecido. Y esta tarde, dos personas lo hallaron en una finca ubicada a unos tres kilómetros de donde había abandonado el vehículo.

"En principio no hay nada irregular. Las personas, cuyas identidades se preservarán, lo ubicaron en medio de un cañaveral. Llamaron a un pariente que es policía y él nos avisó que lo habían ubicado", detalló López Ávila. "Ahora hay que seguir con un trámite para confirmar que no existe una situación irregular que impida el cobro del dinero. De todas maneras, sabemos que las personas que lo ubicaron ni sabían que se estaba ofreciendo ese dinero", agregó.

El fiscal confirmó además que la zona era de difícil acceso. Confirmó que fue Chipolari derivado al hospital Avellaneda, para que lo terminen de compensar. El fiscal ordenó que una vez que esté bien sea trasladado hasta el Obarrio, donde será atendido de su enfermedad. "Necesito un estudio más profundo para determinar el grado del problema que padece. Me interesa saber si está en condiciones de manejar un taxi. Si no lo está, a través de un oficio, informaré a las autoridades correspondiente para que actúen sobre el tema”, concluyó.

Comentarios