Ignacio Arce quiere seguir en el "Santo" para jugar la Superliga

El arquero enterriano pasó por Salta, para cumplir con una promesa a la Virgen.

08 Jun 2018
1

ALEGRÍA. “Le recé mucho a la Virgen para que nos hiciera ascender”, dijo Arce. gentileza ignacio arce

Lo que promete se cumple. Ignacio Arce, en compañía de su esposa Romina, estuvo ayer en la ciudad de Salta, cumpliendo una promesa que, en abril pasado, le había hecho a la Virgen del Cerro.

Antes de irse a pasar unas merecidas vacaciones en su Paraná natal, LG Deportiva pudo dialogar con él, para conocer las vivencias que le dejó esta temporada en el “Santo”, que se vio cristalizada con el ascenso a la Superliga.

“En primer lugar, antes de volver a reencontrarme con la familia, tenía que irme a Salta a visitar a la Virgen. En los últimos tiempos me hice muy creyente de ella, sobre todo por Juan Ángel, un chico que tiene cierta discapacidad física, que siempre está con el plantel y que en una ocasión me pidió que le rezara a la Virgen, que me iba a ayudar. Él tiene una historia de vida muy linda que me cautivó. Lo hermoso fue que aprovechando un día libre en abril, me fui a Salta para pedirle el ascenso. ¡Y vaya si me lo cumplió al deseo!”, dijo el arquero, que fue el único futbolista del plantel que jugó los 29 cotejos que San Martín jugó en la temporada.

El golero le cuesta creer lo que está viviendo. “Pensar que hace un año estaba viviendo el calvario de descender al Federal A integrando el plantel de Crucero del Norte. Y hoy estoy en el paraíso, después de haber aportado lo mío para que este hermoso club pudiera lograr una plaza para la Superliga 2018/19”, manifestó.

Para el guardavallas, nada de lo que vivió en esta temporada fue casual. “Fue el producto de todo el esfuerzo que le pusimos a las cosas, desde el primer día. La vida me enseñó que, cuando uno le pone buena vibra a todo, siempre se recogen buenos frutos. Eso pasó en San Martín y los resultados están a la vista”, dijo.

Todo el afecto del mundo

Pero más allá de lo deportivo, “Nacho” quiere rescatar lo que vivió desde su llegada al “Jardín de la República”. “Fue como una bendición, porque venía muy golpeado anímicamente por lo vivido en Posadas. Acá me brindaron todo el cariño del mundo. Siempre es gratificante conseguir un ascenso en cualquier equipo, pero si esto se concreta en San Martín, todo se potencia”, dijo.

Lo que realmente impactó al entrerriano fue la constancia de la hinchada. “En cada partido no me dejaron de sorprender por tanta muestra de cariño y por la pasión que pusieron. Nunca voy a olvidar el respaldo que le dieron al trabajo del grupo. En lo personal, esto fue algo único en mi carrera y no lo olvidaré jamás”, aseveró.

Cuando le preguntamos sobre su futuro, comentó: “a los directivos les hice saber que me encantaría seguir en el club. Ahora todo el tema estará en manos de ellos y de mi representante. Lo bueno es que ambas partes tenemos una opinión coincidente, eso allana cualquier camino al arreglo”, comentó el jugador, dueño de su pase, y a quien le gustaría debutar en Primera división defendiendo la valla de los “Santos”.

Comentarios