Video: Marcos Peña fue escrachado en Nueva York y le regalaron una banana al "gorila del año"

El jefe de Gabinete defendió el acuerdo con el FMI. Una argentina le reclamó el veto a la ley que ponía límites al tarifazo.

06 Jun 2018

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró hoy que la situación actual del país "no es una crisis, es un desafío" y sostuvo que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), "es claramente algo que aumenta la red de protección, no te vuelve más vulnerable". El momento más tenso de la jornada se vivió cuando una ciudadana argentina le regaló una banana al "gorila del año" y le reclamó el plan de ajustes del Gobierno de Cambiemos y el veto a la ley que ponía límites al tarifazo. 

Según publicó Infobae, la joven que se acercó a Peña se llamaría Flavia Damico, una militante K, que vive en Estados Unidos y que aprovechó el viaje de Peña para reclamarle el plan económico que lleva adelante la administración de Mauricio Macri. El jefe de Gabinete apenas atinó a desearle "que disfruten de Nueva York". 

En un encuentro con la prensa argentina durante su visita de un día a la ciudad de Nueva York, el jefe de Gabinete mencionó que en Argentina la gente asocia en general al FMI "a crisis y no a prevención de crisis" y, en ese sentido, buscó marcar las diferencias políticas y económicas del país en el 2001 y las actuales.

"Hoy hay un programa económico que va por el sendero correcto y que fruto de una caída de escalón de confianza, externa e interna, nos obliga a tomar esta medida preventiva para cuidar el acceso al financiamiento mientras vamos hacia el equilibrio fiscal", dijo.

En ese sentido, Peña explicó el proceso dando un ejemplo de la vida cotidiana: cuando alguien "gasta más de lo que tiene, en general, se financia de algún lado: de la tarjeta de crédito, prestamista, con el banco, con un familiar, con algo".

Así, lo que el gobierno está haciendo al acudir al FMI, "es, justamente, yendo a un prestamista de última instancia que es el que mejores condiciones te da. Eso te reduce tu riesgo a que en un contexto donde hay más dificultades para conseguir financiamiento no quedes expuesto y ahí sí tenés una crisis".

En su última actividad de la agenda neoyorquina que incluyó un encuentro con inversores, un almuerzo en el Consejo de las Américas y una reunión con la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, el jefe de Gabinete mencionó que el de Cambiemos "es un proceso que arrancó de abajo para arriba y que su raíz está muy fuerte todavía porque la gente no quiere volver atrás".

La gente "no se come la mentira de aquellos que no les resolvieron los problemas en el pasado se los van a resolver ahora", dijo según un reporte de Télam.

"Esto va más allá de Macri y de Cambiemos. Es una decisión más profunda de muchos argentinos que aún arriesgando mucho, porque tenían mucho para perder en términos de los miedos que podían tener, de lo que implica un cambio, estamos seguros que siguen apostando en eso", afirmó.

Comentarios